jueves, 30 de octubre de 2014

Análisis de Metroid Prime — La maldición del Phazon

La obra magna de Retro Studios, Metroid Prime, está considerada por muchos no solo el mejor juego de Nintendo GameCube, sino también uno de los mejores títulos de la Historia.

Este en un principio desconocido estudio de Texas sorprendió al mundo con unos gráficos de infarto, una banda sonora increíble y una capacidad de inmersión nunca vista hasta el momento.

Y es que en Metroid Prime el protagonista verdadero es el jugador, y ese es uno de los secretos de su magia. Os dejo la review aquí, y espero que os guste. No dudéis en comentar si tenéis algo que decir:



Metroid Prime

"La maldición del Phazon"



Plataforma: Nintendo GameCube.
Idioma: Español.
Género: Aventura en primera persona.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 59,95 euros de salida, unos 15 euros en la actualidad.
Desarrolladora: Retro Studios.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 28 de febrero de 2003.


Estados Unidos: 19 de noviembre de 2002.


Europa: 21 de marzo de 2003.


Después de un tiempo tras la destrucción de la base de los piratas espaciales del planeta Zebes, Samus Aran intercepta una señal de socorro de una fragata espacial pirata que consiguió escapar. Al llegar, se da cuenta de que la tripulación ha sido masacrada por los seres vivos con los que estaba experimentando. Tras una batalla contra una enorme quimera, resultado de las horribles investigaciones realizadas ahí, Samus huye de la nave y se encuentra con Ridley, líder de los piratas espaciales y su peor enemigo.



Aran persigue a Ridley, que se dirige hacia el planeta Tallon IV. Tras aterrizar, Samus se dedicará a explorarlo mientras descubre que los piratas espaciales están utilizando Phazon para modificar genéticamente a las formas de vida del planeta para usarlas como armas biológicas.

El Phazon, que llegó a Tallon IV con un meteorito, es un mineral bioradioactivo de propiedades mutagénicas. Samus se dedicará a luchar contra los piratas espaciales y a intentar eliminar el Phazon del planeta, ayudada por los vestigios de una antigua civilización chozo, que profetizó su llegada a Tallon IV. Esos alienígenas abandonaron el astro por la imposibilidad de controlar el Phazon, y confiaron en que Samus sería capaz de terminar el trabajo que ellos comenzaron.



Metroid Prime se ha llevado una impresionante media de 97 puntos en Metacritic y está considerado como uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos. Aunque al principio los fans más acérrimos de la saga se mostraron escépticos por su perspectiva en primera persona, Metroid Prime demostró estar a la altura de Super Metroid y cumplió con las características esenciales de la saga. Aclamado por la crítica y los fans, Metroid Prime está considerado como uno de los mejores videojuegos de GameCube (tal vez el mejor) y uno de los títulos con más calidad de dicha generación.



Gráficos: 98

Lo primero que sorprende al ver Metroid Prime son sus elaboradísimos gráficos. Los escenarios y personajes del juego desprenden realismo, y los efectos de agua, luz y sombras también se ven de forma estupenda. Hay detallitos gráficos basándose en eso, como el reflejo de los ojos de Samus en el casco a causa de algún destello de luz, o las gotas de agua resbalando por encima del visor tras salir de alguna masa líquida.

En Metroid Prime nos encontramos decenas de salas, y todas y cada una de ellas están trabajadas al máximo detalle, tarea que probablemente llevó meses enteros a los desarrolladores. Los enemigos se mueven con rapidez y naturalidad, los escenarios orgánicos se muestran llenos de vida, el agua se muestra sorprendentemente realista... Todo lo visual es sobresaliente en Prime, y la variedad de territorio explorable está garantizada.




Los gráficos, además, ayudan a ambientar muy bien. En parte, gracias a ellos, Metroid Prime es, probablemente, junto con su secuela, el juego que mayor inmersión logra la consola cúbica de Nintendo.

Llevando casi al límite las posibilidades técnicas de Nintendo GameCube, Prime fue, en su momento, el juego con los mejores gráficos jamás vistos hasta entonces: no se había presenciado antes ningún título con ese nivel de detalle gráfico dentro ni fuera de la máquina para la que se lanzó.


Sonido: 97

Con la personalidad típica de la saga Metroid, Prime nos pone, sobre todo, música electrónica de estilo futurista para ambientar de forma magistral los ambientes y situaciones del juego.

Junto con los otros elementos del título, la banda sonora de Prime es un factor importantísimo para lograr esa increíble sensación de inmersión. Las piezas, del mismo modo que en las mejores películas, acompañan los escenarios para ambientar de forma única y meter de lleno al jugador en Tallon IV.

Respetando al 100% la personalidad de la saga, el compositor principal de la OST, el afamado Kenji Yamamoto, uno de los autores de la también genial banda sonora de Super Metroid, ha sabido crear "música de Metroid" en una consola muy superior a Super Nintendo, respetándolo todo al máximo y haciendo que las piezas casen a la perfección con los ambientes.

Los efectos de sonido también son sobresalientes y realistas. Ayudan a aumentar todavía más, si cabe, esa estupenda sensación de que estamos nosotros viviendo la aventura.

Pongo aquí algunas de las canciones del juego, obra del ya mencionado Kenji Yamamoto y Kouichi Kyuma:









Jugabilidad: 98

Metroid Prime se basa en una perspectiva en primera persona para explorar enormes mapeados con la ayuda de la alta tecnología del traje de Samus. Al contrario de lo que a primera vista pudiera parecer, este sistema es realmente efectivo para investigar y luchar. Gozamos de varias armas y visores, destacando el de escaneo, con el que podemos realizar un auténtico análisis del entorno, sintiéndonos exploradores de un planeta hostil: podemos escanear fauna, flora, máquinas, estructuras, notas, ordenadores...



Además, la adaptación de la clásica Morfosfera es perfecta, y podemos convertirnos en una pelota para colarnos por conductos y acceder a diversas zonas.

Por otra parte, la inteligencia artificial está muy bien lograda, cosa que hace que las batallas sean muy intensas, sobre todo cuando hablamos de los combates contra los numerosos jefes finales que nos esperan en Tallon IV.

El control con el mando de GameCube resulta algo complicado de coger al principio, pero una vez que el jugador se ha acostumbrado, se maneja con soltura.



La inmersión del juego está muy conseguida, haciendo que Prime sea uno de los juegos que más consiguen implicar al jugador: la persona tras la pantalla, ayudada por la perspectiva en primera persona y por la genial ambientación gráfica, llegará a notar que realmente es Samus y que ciertamente está explorando un planeta alienígena. De hecho, no es exagerado afirmar que el verdadero protagonista de este título es el usuario.

El juego siempre es difícil y retante (sin llegar a límites excesivos), por lo que puede desesperar a algunos jugadores, pero encantar a otros.

Jugablemente, Prime es exquisito, y puede decirse que es perfecto en ese campo salvo un pequeño detalle: tal vez sea algo complicado para los jugadores novatos. Por lo demás, alguien que ya ha jugado a varios títulos lo sabrá disfrutar al máximo.


Duración: 93

Con un modo historia relativamente largo (dura entre 15 y 20 horas si se juega de pasada), Metroid Prime tiene una duración decente, pero al mismo tiempo la vida útil del título puede extenderse considerablemente si nos dedicamos a encontrar todos los objetos y a escanear todos los elementos. De hecho, eso deberemos hacer para poder ver el verdadero final, y esa actividad puede llegar a consumirnos más de 30 horas de juego total.



Una vez terminado el modo normal, podremos desbloquear un modo difícil y algunos extras, cosa que nos animará a rejugar esta obra de nuevo.

Puede apreciarse cierto paralelismo con Super Metroid, sobre todo por su incite a rejugarlo para ver más finales y descubrir más secretos.


Innovación: 99

Resulta acertado afirmar que Metroid Prime creó un subgénero por sí mismo: utilizando todas las características y personalidad de un juego de SNES, se logró crear un juego en 3D totalmente nuevo y respetando al máximo la personalidad de la saga Metroid, creando casi una IP totalmente nueva.



A pesar de que era muy difícil imaginar un Metroid en primera persona, Retro Studios logró crear en Tallon IV un mundo tan grande y con tanta personalidad como Zebes, con los mismos componentes de exploración y acción de la franquicia, pero dándole una enorme vuelta de tuerca.

A pesar del estilo del juego, se ha innovado de forma radical sin perder ni un ápice de la personalidad de la saga. Tarea que, a pesar de parecer imposible, se ha logrado con éxito.


Historia: 93

Usando un original sistema basado en la exploración de las zonas, se ha innovado considerablemente en este aspecto respetando el estilo de los Metroid clásicos (Samus sola explorando un planeta hostil). Sin embargo, al mismo tiempo se ha desarrollado una compleja red argumental basada en la investigación de los elementos: podemos conocer lo que ocurrió con los chozo de Tallon IV años atrás observando sus anotaciones y ruinas, qué están haciendo los piratas espaciales con el Phazon, cómo se están tomando y se están enfrentando a los ataques de Samus y varias cosas más que se entrelazan y nos hacen comprender el enorme trasfondo que hay tras la aventura.



Y, realmente, conocer todo esto es opcional: como en la vida misma, el jugador decide si quiere investigar y conocer la verdad, o si lo mejor para él es pasar del tema y dedicarse a seguir avanzando por las zonas. Esto aumenta la sensación de inmersión porque nosotros mismos decidiremos si queremos investigar o no, tal y como podría hacerlo Samus si esta existiera.

Así, se ha respetado el estilo de Super Metroid: Samus está sola y tirada en mitad de un planeta alienígena, pero aprovechando los avances de la generación de Metroid Prime. Básicamente, se ha incluido todo ese trasfondo argumental para hacer enganchante e interesante la historia, dotando al juego de más verosimilitud: podemos saber por qué ha ocurrido todo, y de qué forma, pero solo si decidimos investigarlo.



Puntuación final: 98

Con un apartado gráfico y sonoro realmente brillante, una jugabilidad y originalidad como pocas veces se ha visto y una capacidad de inmersión impresionante, Metroid Prime puede obtener con facilidad el puesto de mejor título de GameCube. De la misma forma destaca por ser, probablemente, uno de los videojuegos más destacados de la Historia.

Si buscas una aventura grande, sorprendente y que guardarás siempre en tu memoria, Metroid Prime es tu juego. Recomendado a todo usuario que viva los videojuegos como una verdadera afición o pasión, porque alguien así podrá disfrutar de verdad este título, dado que para una persona con una experiencia escasa este puede hacerse tremendamente complicado. Al fin y al cabo, esta obra exige del jugador.

Sin duda, Metroid Prime es un título imprescindible para todo aquel que tenga una Nintendo GameCube y sea un gran aficionado a los videojuegos.

lunes, 27 de octubre de 2014

Análisis de Super Smash Bros. for Nintendo 3DS — Por la gloria de la diversión

La nueva entrega de la serie Super Smash Bros. ha sido durante los últimos dos años la protagonista absoluta de gran parte de los eventos de Nintendo por la gran cantidad de usuarios que han estado pendientes de su desarrollo. El anuncio de cada nuevo personaje ha sido un acontecimiento, y el pasado 3 de octubre finalmente llegó a Europa la versión portátil. La esperada edición de Wii U no llegará hasta el 5 de diciembre.

Desde entonces, he jugado casi 70 horas a él, así que creo que ya estoy más capacitado para escribir un análisis. Espero que os guste esta review publicada en exclusiva para Sol Blade Games, y si tenéis impresiones que compartir, no dudéis en hacerlo utilizando la caja de comentarios.

Allá vamos:



Super Smash Bros. for Nintendo 3DS

"Por la gloria de la diversión"

Plataforma: Nintendo 3DS.
Idioma: Español.
Género: Lucha.
Multijugador: Sí.
Online: Sí.
Precio: 44,95 euros.
Desarrolladora: Sora Ltd., Bandai Namco Games.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 13 de septiembre de 2014.
Estados Unidos: 3 de octubre de 2014.
Europa: 3 de octubre de 2014.

Han pasado seis años desde que Super Smash Bros. Brawl revolucionó Wii con uno de los juegos de lucha más completos de todos los tiempos. Tras una larga espera y numerosos meses de hype, Nintendo finalmente ha lanzado Super Smash Bros. for Nintendo 3DS, la primera parte de un dúo formado por esta obra y una prometedora versión de Wii U que llegará en diciembre.



Smash es una curiosa serie de lucha que junta a las estrellas más populares de Nintendo, incluyendo a combatientes del calibre de Mario, Link, Pikachu, Samus Aran, Donkey Kong o Kirby. Sin embargo, también tienen su lugar personajes históricos de la compañía y no tan famosos, como Little Mac, Olimar o Shulk. De la misma manera, también disponen de un hueco algunos invitados especiales de compañías terceras, como Sonic, Mega Man o Pac-Man.

¿Es realmente esta versión portátil un título a la altura de los grandes nombres que representa? Masahiro Sakurai ha prometido que sí es así...



Super Smash Bros. for Nintendo 3DS ha obtenido 85 puntos en Metacritic, y se alaba de él su enorme capacidad de adicción y lo completo que es para ser un juego portátil. Sin embargo, aunque sea por motivos claramente lógicos, la gente tiene en cuenta que es un título con menos contenido que Super Smash Bros. Brawl para Wii.



Gráficos: 99

Siendo claros: no se ha visto nunca antes un juego con tan buenos gráficos en la portátil de Nintendo. Sakurai explicaba durante los anuncios de la consola que las capturas del juego no le hacían justicia a lo que realmente se veía en pantalla... y efectivamente: tenía razón. 

El nivel de detalle alcanzado por los combatientes es lo máximo que la máquina nos puede dar. Cuando nos acerquemos a los modelos, comprenderemos que la menor resolución de Nintendo 3DS no nos permite apreciar de lejos que muchos están gráficamente por encima de lo que vimos en Super Smash Bros. Brawl para Wii: el propio Shulk se ve mejor en este título que en Xenoblade Chronicles, por ejemplo.



Los personajes tienen muchísimas animaciones, y en este aspecto no hay absolutamente nada que envidiar de Brawl. De la misma forma, los escenarios son completos y el nivel detalle nunca decae. La fluidez del juego es realmente sorprendente, y será habitual que nos preguntemos cómo han conseguido hacer correr este juego en Nintendo 3DS. Masahiro Sakurai ha dicho en varias ocasiones que la consola es explotada hasta el límite con este juego... y probablemente tenga razón, ya que no hay ningún otro título con un acabado tan espectacular en la máquina. Tiene más tiempos de carga que otros títulos y salir al menú de la consola durante la partida es más complicado en este Smash, pero es algo que se entiende y está justificado porque todos los recursos de la portátil se van a hacer funcionar este software, que eleva las capacidades de Nintendo 3DS a un nivel que nunca nos pudimos imaginar.

Super Smash Bros. es un título que acostumbra a ser caótico: cuatro personajes peleando a la vez, objetos, Ayudantes, Pokémon, escenarios en movimiento... todo eso está aquí, y la consola logra soportarlo. Por ese motivo uno puede llegar a entender por qué los Ice Climbers no fueron añadidos en el juego: tras unas cuantas partidas uno se da cuenta enseguida de que era imposible hacerlos funcionar. Pedirlos sería exigirle a Nintendo 3DS algo que no puede dar.



Además, el título corre a 60 FPS constantes, incluso con el logradísimo efecto 3D activado. Solo los Ayudantes y los Pokémon funcionan a 30 FPS, pero la diferencia no se nota. Se aprecia que están menos detallados que los personajes jugables por motivos obvios, pero la calidad es mayúscula en todo momento y solamente se puede aplaudir el impresionante trabajo realizado por el equipo de Masahiro Sakurai. Estamos viendo juegos de PlayStation 4 y Xbox One corriendo a 30 FPS, por lo que uno puede hacerse fácilmente a la idea de lo que se ha conseguido en Nintendo 3DS con este título: los gráficos no solo son magníficos, sino que la fluidez es la máxima que se puede conseguir, y eso sorprende a cualquiera cuando se pone a jugar y nota que la consola funciona a la perfección incluso con el 3D activado

Super Smash Bros. for Nintendo 3DS es una virguería portátil. Encima, el 3D aumenta todavía más la calidad visual, si cabe. La perfección técnica es casi absoluta: lo único que podríamos tener en cuenta es que algunas versiones planas de los escenarios podrían tener unos fondos con un mayor movimiento, o que los Ayudantes y Pokémon estuvieran todavía más detallados, pero eso ya es ser puntillosos: poco se puede mejorar en este juego en el apartado visual. 

Siendo claros: este juego marca la cima gráfica de Nintendo 3DS.


Sonido: 88

Este título da la talla dentro de su serie en lo que a banda sonora se refiere: Super Smash Bros. for Nintendo 3DS posee una selección de más de 150 canciones. La mayoría son impresionantes remixes de los videojuegos de los que proceden las estrellas que luchan en Smash, pero otras son composiciones originales porteadas o directamente compuestas para este título.

Masahiro Sakurai parece llevarse bien con casi toda la industria nipona, y como ya ocurrió con Brawl, numerosos compositores japoneses de renombre participan en la creación de esta destacable banda sonora. Nombres tan llamativos como Motoi Sakuraba, Yuzo Koshiro, Yoko Shimomura, Yasunori Mitsuda, Ryo Nagamatsu o Mahito Yokota, entre muchos otros, han puesto su talento al servicio de este título (y su versión de sobremesa, cuya banda sonora promete ser aún mejor). Como ya ocurrió con Brawl (que tiene el doble de composiciones, por cierto), se le ha dado una enorme importancia a la banda sonora en el juego, y eso se nota. 

Este título goza de una colección de canciones poco habitual en una portátil, y hay cantidad y calidad a partes iguales. Obviamente, el número de melodías es inferior al de Brawl, pero la música está a la altura. Se echa de menos la posibilidad de elegir melodías específicas para cada escenario (algunas solo podremos oírlas en Smashventura), pero gracias a la portabilidad de Nintendo 3DS, podemos convertir nuestra consola en un reproductor de música: cerrándola y conectando los auriculares tenemos la posibilidad de escuchar las canciones del juego en cualquier lugar. Al fin y al cabo, la Fonoteca ha sido preparada para ello y tiene varios sistemas de reproducción. Es todo un detalle que el jugador agradece cuando va al aeropuerto o está en el autobús y le apetece escuchar música, pero no puede o no quiere jugar en ese momento.

Una tonelada de canciones están disponibles en esta versión, y quizá la selección pueda agradar más a unos que a otros, pero hay que reconocer que muchas de las mejores melodías de las sagas de Nintendo están presentes en el juego para conseguir un resultado espectacular en una portátil. ¿Qué podemos criticar? Algunas franquicias tienen más canciones que otras y determinadas sagas no tienen remixes pensados para este juego, sino meros ports de composiciones de otras obras, como ocurre con Sonic the Hedgehog, Fire Emblem o Xenoblade Chronicles.

Por lo demás, las voces está a la altura: se han incluido los actores originales de todos los personajes, y en algunos casos hasta se han doblado las frases y diálogos al español, como ocurre con luchadores como Sonic o Lucario o el propio presentador que ya nos introdujo a Brawl (aunque no tenga la calidad del original en lengua inglesa, al menos está en nuestro idioma). Los efectos también se mantienen a la orden del día, y se respeta al máximo el concepto original en ellos.

El apartado sonoro es magnífico, pero se habría agradecido un número todavía mayor de remezclas y que la selección de melodías hubiese estado más repartida. De la misma forma, la ausencia del modo "Mi Música" es incomprensible, sobre todo porque algunas melodías muy buenas solo pueden escucharse en Smashventura por eso, a pesar de que podrían haberse disfrutado en batallas normales.

Pongo aquí una selección de algunas de las mejores canciones de Super Smash Bros. for Nintendo 3DS. He escogido solo composiciones originales y remixes pensados aposta para el juego:











Jugabilidad: 89

Cuesta encontrar un título más divertido y adictivo que Super Smash Bros. for Nintendo 3DS en la consola. Para empezar, aparte de un plantel enorme y con muchísima variedad jugable, como es tradición en la serie, el juego dispone de numerosos modos de juego y decenas de opciones que harán que el usuario se pueda sentir abrumado la primera vez que lo ponga en marcha.

El equilibrio entre personajes prometido por Masahiro Sakurai al final ha sido tal. Cuesta encontrar a un personaje que destroce a los demás, y también es complicado ver uno que sea claramente malo. Así es: todos los luchadores son buenos, todos son utilizables en torneos (o por lo menos eso parece por ahora) y hay un balance jugable muy logrado.



En pocos juegos de lucha se logra este objetivo, sobre todo con un plantel tan grande: con 50 combatientes disponibles, esto se consigue, y todos son muy diferentes entre ellos (salvo tres clones en concreto). Esto se ve, sobre todo, en "los Newcomers": Palutena, Pac-Man, Shulk, Estela, Little Mac, Greninja, Mega Man o incluso la Entrenadora de Wii Fit son peleadores únicos y con un estilo nunca visto en anteriores Smash. De la misma forma, la competitividad de esta obra está casi a medio camino entre Melee y Brawl, a pesar de ser una edición portátil.

Por ese motivo, profundizar con un luchador en concreto es una posibilidad que se presenta siempre y un reto completamente nuevo. Además, gracias a la interesante nueva modalidad de personalización, podremos modificar a cualquier integrante del plantel con una serie de piezas especiales que iremos desbloqueando. Eso le añade una profundidad al juego que todavía es difícil de calcular, ya que quizá las posibilidades de los luchadores aumenten mucho con el tiempo. Al fin y al cabo, de esta forma pueden subsanarse los puntos débiles de algunos, potenciar sus fortalezas e incluso cambiar su modo de pelear. 

Los modos nuevos para un solo usuario son bastante originales y ofrecen muchas horas de juego. El más llamativo es Smashventura, exclusivo de esta edición para Nintendo 3DS: en él, tenemos que explorar un enorme escenario recogiendo tesoros y potenciadores con el objetivo de prepararnos para una "batalla final" de temática escogida al azar: podemos encontrarnos carreras, peleas normales, competiciones plataformeras, combates con explosivos... Sin embargo, lo interesante de este modelo de juego es que es muy difícil... si no personalizamos a nuestros luchadores. ¿Cuál es el objetivo? Lo que se busca es que utilicemos el editor de combatientes con cabeza para lograr los mejores objetivos posibles de Smashventura.



De la misma forma, se han añadido el Asalto Antagónico, la Bomba Smash, Cazatesoros y StreetSmash. En el primero, tenemos que competir con un doble para vencer al mayor número de enemigos posible. El segundo modo es una adaptación de Angry Birds a Smash con una enorme bomba que tendremos que golpear antes de lanzar para destruir dianas. En Cazatesoros podremos obtener Trofeos y mejoras para nuestros personajes, y en StreetSmash tendremos la posibilidad de jugar a un divertido minijuego con los otros usuarios que nos encontremos por la calle.

Además de todo esto, se han añadido el modo Classic y el All-Star con unas modificaciones que los cambian por completo (la Intensidad de Kid Icarus Uprising se ha incluido y podemos adaptar la dificultad a nuestras necesidades) y clásicos como el Asalto contra 100, Béisbol Smash, una colección de Trofeos que representan a cientos de personajes de los juegos de Nintendo... la lista sigue siendo considerable, aunque se echa en falta el Modo Historia que tanto gustó en Brawl. Por suerte, hay que considerar también que la mayor parte de estos sistemas de juego pueden disfrutarse en cooperativo con la ayuda de otra persona.

El multijugador sigue siendo el plato fuerte, como cabría esperar. Aparte de un magnífico modo local para cuatro usuarios (que a veces tiene algo de lag, todo hay que decirlo), disponemos de un mejorado modo online con dos divisiones: "Por Diversión" y "En Serio". En el primero las partidas son para cuatro jugadores, con escenarios aleatorios y decenas de objetos, y no se cuentan las derrotas. En "En Serio" las batallas son en pistas planas, sin ítems y está disponible la posibilidad de jugar 1 VS 1. Obviamente, ahí se tienen en cuenta las victorias y las derrotas dentro de las estadísticas de los jugadores.



El online va muy bien, mucho mejor que en Brawl: la presencia del lag es anecdótica (paradójicamente, a veces veremos que a través de Internet se juega mejor que en persona), sobre todo con una conexión decente y en batallas 1 VS 1. Sirve tanto para disfrutar del juego con desconocidos como con nuestros amigos, y se le pueden echar muchísimas horas.

Las posibilidades son bastantes, pero siendo claros... no se acerca a la complejidad de Brawl. Eso se entiendo porque esta versión es portátil, pero cuesta mucho no compararlas.

El control del juego es magnífico: los botones responden bien, y la diferencia con los clásicos mandos de GameCube no es tan grande como cabría esperar. Sin embargo, por su complejidad en comparación a otros títulos de la máquina, algunos usuarios han declarado sentir molestias en las muñecas tras largas sesiones de juego, sobre todo si hablamos de los que han utilizado el modelo clásico de Nintendo 3DS. Del mismo modo, el Botón Deslizante PRO no es compatible con este título por cuestiones de memoria, por lo que el famoso Stick C no se puede utilizar (salvo en la futura New 3DS, en la que será compatible el segundo Botón Deslizante).

En líneas generales, nos encontramos con un título muy completo y divertido: aunque parecía que la versión portátil del nuevo Super Smash Bros. iba a estar muy recortada, finalmente no ha sido así. Es una edición a la altura, y aunque habría sido criticada por ser incompleta, podría haber sido perfectamente el título de sobremesa del juego.



Poco más podríamos haberle pedido a Super Smash Bros. for Nintendo 3DS en este aspecto. Sin embargo, no comparar esta obra con Brawl es complicado, y quizá su mayor problema: si el título de Wii no existiera, quizá valoraríamos de manera mucho más positiva a este juego... sin embargo, el pasado no se puede cambiar, y las influencias hacen que el juego no tenga ese halo revolucionario que poseía su predecesor, a pesar de haber sido el primero de la serie lanzado en una portátil.


Duración: 88

Atendiendo a los antecedentes de la serie, uno se espera un juego muy largo... y efectivamente: lo es. Como ya se ha dicho, el contenido no es tan gigantesco como el visto en Brawl, y eso se aprecia en la duración final. No disponemos ni del Modo Historia ni los Eventos, que le daban muchísima vida al título de Wii. Sin embargo, eso se compensa parcialmente con un online mucho mejor y otros modos como Smashventura o las opciones de personalización de luchadores.

Desbloquear todo el contenido y superar todos los desafíos para una sola persona puede significar un mínimo de 40 horas de juego, cifra muy respetable para un título del género. Si sumamos el multijugador local y el modo online, la cifra se dispara hasta un límite complicado de determinar, ya que no solo resulta difícil cansarse del título si a uno le agrada, sino que la posibilidad de ir dominando mejor nuestros golpes y comprender el esquema de cada personaje es una actividad muy entretenida y que puede hacer que Super Smash Bros. for Nintendo 3DS coja una profundidad enorme, todavía superior a la de Brawl, ya que el título muestra una faceta más competitiva y todos los personajes son aprovechables en este aspecto.

Gracias a la personalización de luchadores, el juego puede aumentar mucho su vida útil gracias a la interacción con la futura versión de Wii U, ya que podremos enviarlos a la máquina de sobremesa.


Innovación: 77

¿Traer Smash a una portátil no es suficiente? Aunque sea una forma clara de evolucionar la serie, no basta solo con eso. Por ese motivo, el equipo de Masahiro Sakurai se ha esforzado por ofrecer un producto diferente a lo ya visto antes, a pesar de que se tiene que parecer sí o sí por motivos obvios.



Aunque muchos modos se mantengan idénticos, el Classic y el All-Star han sido cambiados casi por completo para que sean diferentes a lo ya visto, se ha incluido el Cazatesoros, el revolucionario Smashventura, el Asalto Antagónico, las opciones de StreetSmash y unos personajes nuevos totalmente diferentes a lo ya visto hasta ahora, tanto en lo jugable como en su estilo.

El modo online se ha explorado bastante más que en Wii, y eso se nota y se agradece. A grandes rasgos, el título ha perfeccionado una serie de aspectos importantes y ha añadido otros muy originales, pero no hay una gran revolución. Sin embargo, no se le puede achacar una falta de innovación, sino todo lo contrario: se aprecia un esfuerzo por traer cosas nuevas, y eso lo valora el jugador solo con encender la consola.



Puntuación final: 88

Super Smash Bros. for Nintendo 3DS cumple con lo que promete, y aunque muchos pudimos pensar que sería una versión recortada y un simple aperitivo antes de la versión de Wii U... no lo es. Atendiendo a las tradiciones dentro de la franquicia, este juego se ha revelado como un título muy completo, variado y que ha sabido explotar las capacidades de su máquina como ninguno hasta la fecha.

El plantel de personajes es de ensueño, jugablemente es más profundo que Brawl, la banda sonora está a la altura, el multijugador es antológico, su duración es digna de la serie Smash... Masahiro Sakurai y su equipo han hecho un trabajo excelente, y aunque no nos deje esa sensación de que "estamos disfrutando de una obra maestra" que sentimos con Brawl, este título sí que otorga una diversión igual o incluso superior durante los combates que nos ofrece, y eso es algo de lo que pocos juegos pueden presumir.

Imprescindible para todo usuario que tenga una Nintendo 3DS... y no tenga planes de hacerse con la de Wii U. Sin embargo, para los que planeen conseguir las dos versiones, hay que remarcar que esta edición portátil sigue valiendo mucho la pena: es una inversión segura que se destinará a muchas horas de diversión.

sábado, 25 de octubre de 2014

Análisis de Streets of Rage — Lucha callejera y botellas rotas

La Sega MegaDrive fue la primera consola que tuve, y le dediqué muchísimas horas de niño. Streets of Rage fue uno de esos grandes clásicos que pude disfrutar, y es uno de esos títulos que se quedan en la memoria de cualquier gamer por su enorme calidad jugable e inolvidable banda sonora, obra de un por aquel entonces joven Yuzo Koshiro.

Ahora puede jugarse mediante otras vías, y yo lo sigo recomendando por su adictiva mecánica arcade y su genial modo para dos jugadores. Os dejo aquí la review, y si tenéis alguna experiencia gamer que compartir, sentíos libres de utilizar la caja de comentarios para ello:



Streets of Rage

"Lucha callejera y botellas rotas"



Plataforma: Sega Mega Drive.
Idioma: Inglés.
Género: Beat'em up.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 12.990 pesetas (78 euros), 8 euros (Consola Virtual Wii, Xbox Live, PlayStation Network, Nintendo 3DS 3D Classics).
Desarrolladora: Sega Team Shinobi (AM7).
Distribuidora: Sega.
Fecha de salida:

Japón: 2 de agosto de 1991, 27 de febrero de 2007 (Consola Virtual Wii), 21 de agosto de 2013 (3D Classics).

Estados Unidos: 17 de julio de 1991, 27 de febrero de 2007 (Consola Virtual Wii), 19 de diciembre de 2013 (3D Classics).

Europa: agosto de 1991, 2 de marzo de 2007 (Consola Virtual Wii), 19 de diciembre de 2013 (3D Classics).

Hace algunos años había una ciudad próspera, en la que todo el mundo vivía feliz... hasta que, un día, un poderoso sindicato del crimen liderado por el malvado Mr. X se hizo con el control de toda la urbe. En muy poco tiempo, las fuerzas policiales e incluso el poder político han acabado en manos de esta mafia, y en la ciudad ha comenzado a desarrollarse una espiral de violencia brutal y un clima de inseguridad constante. Nadie parece estar a salvo de esta situación...




Sin embargo, no todo está perdido. Tres jóvenes oficiales de policía expertos en artes marciales han decidido acabar de una vez por todas con esta situación y devolver a la ciudad esa paz que antes la caracterizaba. Axel Stone, Blaze Fielding y Adam Hunter están dispuestos a arriesgarlo todo, incluyendo sus propias vidas... para intentar acabar con este vicioso sindicato del crimen.



Streets of Rage es uno de los títulos más clásicos de Sega y uno de los beat'em up's más famosos y conocidos. Fue un éxito rotundo entre los fans de la MegaDrive y está recordado como uno de los juegos míticos de la era de los 16 bits.



Gráficos: 86

A pesar de que las entregas posteriores muestran un nivel de detalle gráfico superior, para el momento en el que salió el juego el apartado técnico de Streets of Rage era realmente bueno.



Cada escenario es variado, fácilmente reconocible y diferenciable del resto. El estilo callejero cyberpunk está muy logrado, y realmente nos sentiremos recorriendo las calles de una ciudad decadente, insegura y corrupta.

Los enemigos son variados para una consola de la época, pero los recolores se repiten en exceso: cada tipo de enemigo tiene habilidades que le diferencian del resto, pero el nivel de poder y de vida entre uno y otro se diferencia por los colores. Es decir, un mismo tipo de matón puede estar coloreado con tres o cuatro patrones diferentes, y eso define su fuerza y nivel de puntos de vida. Era algo relativamente común en los primeros años de vida de Sega MegaDrive, pero también hay que reconocer que los recolores son exagerados en ocasiones, pues hasta algunos jefes se repiten utilizando la excusa de un patrón distinto.



Los sprites de Axel, Blaze y Adam son detallados y tienen animaciones bastante realistas para cada uno de sus movimientos. El título presenta mucha fluidez y un acabado muy personal.


Sonido: 96

En sintonía con el estilo callejero cyberpunk del título, la banda sonora compuesta por Yuzo Koshiro (tal vez el mejor compositor de la era 16 bits) se inspira claramente en la música que se escuchaba en los pubs y discotecas de finales de los 80 y principios de los 90.

El trabajo del por aquel entonces joven compositor invertido en Streets of Rage fue uno de los que le dio prestigio, y no es para menos: es una de las bandas sonoras más famosas de MegaDrive por la gran personalidad y calidad que tienen sus composiciones. Los jugadores no estaban acostumbrados a escuchar piezas de tanta calidad en una consola, por lo que el estilo que intentaba parecer electrónico del juego causó furor entre los fans de la consola de Sega.

Los efectos de sonido son realmente buenos (aunque se reciclen algunos de The Revenge of Shinobi) e incluso el Sega se permitió el lujo de incluir en el juego voces digitalizadas de una calidad bastante buena para la época.

Pongo aquí algunas de las geniales canciones del título:









Jugabilidad: 94

La violencia de los 90 en todo su esplendor. Así puede definirse de buenas a primeras el estilo jugable de Streets of Rage. Lo primero que hay que tener claro es que es un beat'em up clásico: nuestro objetivo es avanzar por un nivel lateral eliminando a todos y cada uno de los enemigos para llegar al final y derrotar al jefe. La curva de dificultad es muy buena: perderemos en algunas ocasiones, pero el juego se deja terminar con un mínimo de esfuerzo.



Como arma principal tendremos nuestros puños y piernas, y podremos realizar varios ataques combinando el botón de acción y el de salto. Agarraremos a nuestros enemigos al tocarlos y podremos lanzarlos o golpearlos a placer. Además, tendremos la posibilidad de agarrar objetos como botellas rotas, cuchillos o tubos de metal para inflingir más daño a nuestros enemigos. Este sistema es sencillo, fácil de aprender y muy divertido: a pesar de que a primera vista pueda parecer que hay pocos ataques diferentes, eso no es así, sobre todo si nos fijamos en la consola en la que ha sido desarrollado este título.

Si pulsamos el botón de ataque especial, nuestro personaje llamará a la policía y esta matará a todos los enemigos de la pantalla con armas de fuego. Podremos utilizar este movimiento en situaciones en las que nos veamos apurados, pero debemos hacerlo con cabeza, ya que solo podemos hacerlo una vez con cada vida (o al cambiar de nivel).



Podemos elegir entre tres personajes jugables. A pesar de que todos son igual de competentes y una buena opción, hay algunas diferencias entre ellos: Adam es el más fuerte, Blaze es la más rápida y Axel está a medio camino entre los dos. Cada uno tiene ataques propios, aunque se parezcan un poco.

El modo multijugador es cooperativo, y éste nos permite jugar el modo principal con un amigo. Todo es idéntico al modo en solitario, salvo que los objetos de cura se multiplican por dos, hay más enemigos y hay dos jefes finales por fase. Hay daño aliado (debemos ir con cuidado para no pegar a nuestro compañero) y algunos ataques combinados, por lo que jugar con otra persona es mucho más divertido que hacerlo solo, sobre todo porque no podemos ir a lo loco y debemos colaborar para terminar los niveles con éxito.


Duración: 85

Acabarnos la historia principal nos requerirá varios intentos, pero cuando logremos hacerlo podremos terminarnos el juego fácilmente en una o dos horas.

El modo multijugador nos animará a pasarnos el juego varias veces, sobre todo porque siempre es divertido ponerlo cuando vienen visitas: es acción a prueba de bomba para dos jugadores, y totalmente directa.



Para alargar la vida del juego, además, disponemos de varios niveles de dificultad que nos pueden animar a retomarlo con ganas muchas veces, así como la posibilidad de ir probando las especialidades y límites de los tres personajes.

Como ocurre con muchos títulos de la época (sobre todo si hablamos de beat'em ups), el juego se basa en la rejugabilidad para disponer de una vida útil larga.



Puntuación final: 92

Streets of Rage es un clásico de los videojuegos y uno de los beat'em up's más famosos de Sega Mega Drive, y con razón. A pesar de que es un género que posee decenas de títulos en la era de los 16 bits, Streets of Rage destaca de manera considerable por su control sencillo, una muy buena curva de dificultad y una banda sonora realmente increíble.

Es un juego muy adictivo y que disfrutaremos toda la vida si nos gusta. Es una de esas apuestas seguras, ya que es justo lo que promete y destaca de manera considerable en ello.

Recomendado a todos los fans de los beat'em up's (no haberlo jugado siéndolo es casi un delito) y a todo aquel que necesite un buen juego de acción directa para dos jugadores.

jueves, 23 de octubre de 2014

Análisis de Contra 4 — Lock and load, soldier

Aquí os traigo otro análisis. Esta review esta escrita de una manera algo diferente de lo habitual, al "estilo Contra", más o menos como se presenta el manual de instrucciones del juego. A pesar de que este juego no salió en Europa, se puede comprar en Amazon USA por menos de 15 euros de primera mano. Yo lo tengo original, de hecho, y lo he aprovechado muchísimo.

Es un juegazo, y se ha convertido en uno de mis títulos favoritos de Nintendo DS: sigue mucho el estilo clásico de los primeros Contra, y no tiene nada que envidiarle a los títulos de NES, MegaDrive y NES de la saga.

En fin, aquí tenéis la review:


Contra 4

”Lock and load, soldier”

Plataforma: Nintendo DS.
Idioma: Inglés.
Género: Acción Run and Gun.
Multijugador: Sí.
Online: No.
Precio: 39,95 dólares de salida, unos 15 euros en la actualidad (de importación).
Desarrolladora: WayForward Technologies.
Distribuidora: Konami.
Fecha de salida:

Japón: 13 de marzo de 2008.


Estados Unidos: 12 de diciembre de 2007.


Europa: -


La Humanidad todavía no se ha recuperado de las Guerras Alien que ocurrieron hace tan solo dos años, en el 2636. Y cuando menos se lo veía venir la gente, apareció Black Viper para convertir de nuevo la Tierra en un infierno. Black Viper es el inesperado hermano de Red Falcon, que fue destruido por Bill Rizer y Lance Bean en las Guerras Alien.



Ahora, nuestros radares han detectado algo extraño en la Isla Galuga del archipiélago de Nueva Zelanda, donde todo empezó por primera vez. Por eso mismo, hemos enviado a cuatro soldados letales para que hagan lo que mejor saben hacer: machacar basura alienígena con sus Spread Guns. Esos tíos son Bill Rizer, Lance Bean, Mad Dog y Scorpion, los hombres más duros que hay sobre la Tierra.

La batalla está servida. Esta ofensiva es la última esperanza de la Humanidad, y de ellos depende nuestra supervivencia.



Contra 4 es un famoso juego de Nintendo DS, y un gran título de la saga lanzado para celebrar su 20 aniversario. Por eso mismo, es de lo más retro y difícil que puede encontrarse en la consola. Obtuvo 83 puntos en Metacritic y es alabado por ser un título de la saga puro y duro, como los de la vieja escuela.



Gráficos: 82

Este juego pasa de tonterías en 3D y esas cosas. Aquí solo hay gráficos como los de la vieja escuela, soldado: donde se pongan unos buenos sprites y la perspectiva en 2D, que se quite todo lo demás.



Sin embargo, no se niega el progreso de los últimos 20 años: en los homenajes a las antiguas fases en pseudo-3D se ha utilizado la potencia de Nintendo DS para crear algunos elementos gráficos en tres dimensiones. La calidad de estos podría ser mejor, pero probablemente no quería abandonarse el estilo clásico, por lo que se han mezclado los sprites con los modelos poligonales. Y la verdad es que queda bastante bien.

Todos los soldados iniciales usan el mismo modelo gráfico. Está claro que los mejores guerreros del mundo tenían que tener un diseño parecido, pero no hacía falta que fueran simples recolores. Además, podrían estar un poquito mejor detallados.

Los personajes desbloqueables tienen un diseño propio cada uno y son plenamente diferenciables los unos de los otros.



Los jefes finales lucen de forma impresionante, y el juego aprovecha muy bien las dos pantallas para crear enemigos mastodónticos.

Sin duda, el juego posee un estilo retro innegable y un olor constante a 16 bits, aunque el apartado sea digno de Nintendo DS.


Sonido: 85

La música de Contra 4 ambienta perfectamente con el estilo arcade del juego. De hecho, tras poner el nivel difícil al empezar a jugar, la música cambiará en la primera fase para que sepas que ese modo no es para nenas y que la cosa va en serio: ahí se oirá un arreglo de la melodía que sonaba en el primer nivel del Contra original de NES.

Explosiones, voces, tiros... todo sonará como tiene que sonar en Contra 4, soldado: con estilo retro, y con claros homenajes a las composiciones más clásicas de la saga. Pero quizá se pasaron un poco a la hora de “hacer retro” las voces: los cuatro personajes controlables iniciales tienen la misma (se comprende por qué se hizo, pero podrían haberlas modificado ligeramente) y los personajes desbloqueables, a pesar de tener sus propias voces, solo tienen dos o tres frases aparte de su grito de muerte.

Algunas melodías son realmente épicas y motivantes para que el jugador pueda machacar aliens a gusto, pero otras no son tan especiales. Se habría agradecido que la calidad invertida en la mitad de la banda sonora se hubiese utilizado también en el resto.

Pongo aquí cuatro de las canciones de la OST, compuesta por Jake Kaufman:









Jugabilidad: 91.

Contra 4 es jugabilidad pura y dura al estilo arcade, pero aprovechando al máximo las dos pantallas de Nintendo DS para crear escenarios de acción gigantes. Las normas son simples, soldado: coge tu arma, dispara, salta y corre para sobrevivir.

El juego es de avance lateral en 2D, con un estilo similar al de otros Run and Gun como Metal Slug: nuestro objetivo es llegar vivos al final de la fase (si podemos) y machacar a los aliens que se pongan en nuestro camino con la ayuda de las armas de fuego que nos encontremos. Contra 4 es de la vieja escuela: tenemos 9 fases que deberemos pasarnos seguidas para llegar al final y machacar a Black Viper. Pero tranquilo, soldado: si tu mamá te llama a cenar y debes apagar tu Nintendo DS, se guardará tu progreso para que puedas seguir en la fase en la que dejaste la partida. Eso sí: tendrás que pagar un continue para hacerlo. Son las normas.



Este título es muy retante, y requiere habilidad y reflejos para superarlo. De hecho, si te tocan, estás muerto. Suena duro, pero es lo que hay. Al menos, empezaremos justo donde hemos muerto, a no ser que nos quedemos sin vidas: si ocurre eso, veremos la pantalla de Game Over y tendremos que empezar la fase desde el principio o desde su mitad... si nos quedan continues, obviamente. Si nos hemos quedado sin ellos, tendremos que volver a empezar el juego desde el principio.

¿Tan duro te parece, soldado? Tranquilo, si no eres un hardcore gamer, prueba a jugar en el modo fácil, aunque olvídate de ver el final si escoges ese modo. Para una verdadera experiencia Contra, deberías terminar el modo Normal o el modo Difícil. Y aunque el primero sea un “modo Normal”, no creas que es un picnic en el campo: a no ser que seas un máquina de la acción en 2D, vas a sudar para completarlo.

Y bueno, si te acabas el modo Normal, ¿qué pasa? El modo Difícil servirá para demostrarte que eres un pelele en los juegos de acción en 2D, por mucho que creas que eres un maestro.



Una vez finalizado el juego, se desbloquea el Modo Desafío. En él tendrás tu oportunidad para demostrar tu pericia, soldado: ahí se probarán tus habilidades al límite con todo tipo de misiones.

La mejor forma de jugar a Contra es con un segundo jugador. Así es: ahí podrás demostrar que el verdadero trabajo en equipo se basa en robarle las mejores armas a tu amigo y en quitarle las vidas en cuanto te quedes sin ellas. Es divertidísimo unir fuerzas con otra persona, aunque los dos tendréis que tener el juego y en algunas ocasiones aisladas veréis algo de lag. El modo online no está soportado por este título, pero la gracia de Contra 4 es jugarlo en persona y codo con codo.

Por lo demás, esta obra se ha hecho para celebrar el aniversario de la saga. Por eso, posee un montón de material extra muy interesante para desbloquear a base de superar desafíos, como personajes extra (incluyendo a un Probotector), los dos primeros Contra de NES, cómics y algunas cosas más.


Duración: 88

Este juego se termina en cerca de una hora y media si ya te lo conoces, soldado. Pero seamos realistas: vas a fallar muchas veces antes de llegar a conseguirlo.

Para terminar el juego en todas las dificultades y superar todas las misiones, hay que echarle más de 25 horas a este título. Hay 40 misiones (algunas de ellas son tan difíciles que te harán cagar ladrillos), pero con habilidad y esfuerzo, las acabarás superando si eres un verdadero hombre.



Hay muchos extras que se desbloquean superando desafíos, y alargan considerablemente la vida del juego. Aparte de varios personajes controlables de toda la historia de la saga, cómics, una entrevista y demás contenido muy interesante, podremos desbloquear los dos primeros juegos de la serie en su versión de NES: Contra y Super Contra.

Se le pueden dedicar muchas horas a este título gracias a su gran rejugabilidad y a la posibilidad de explotar el multijugador, ya que el juego se disfruta mucho más en compañía de un segundo soldado.


Innovación: 65

¿De verdad hace falta que el juego sea diferente a lo ya visto, soldado? Es un homenaje a la saga, por lo que intenta ser lo más clásico posible. Es un título fresco porque es el primero de este estilo lanzado en mucho tiempo, pero no es distinto a otros juegos de la serie.

Se ha añadido como novedad la posibilidad de mejorar nuestras armas equipadas si cogemos el mismo power-up dos veces, y el Modo Desafío es algo que no se había visto en títulos anteriores. Además, la doble pantalla de Nintendo DS se aprovecha al máximo, haciendo que la acción se desarrolle en las dos a la vez.

Por lo demás, este juego no aporta nada que no se haya visto en títulos anteriores de la saga.



Puntuación final: 88

Contra 4 se presenta como uno de los títulos más hardcore que hay en la doble pantalla de Nintendo. Es difícil, retante, divertido, y con toda la naturaleza de autosuperación que posee la saga Contra.

A pesar de no haber probado los juegos anteriores de la serie, Contra 4 se disfruta mucho si a uno le gustan los títulos arcade y de estilo clásico. Si alguien es fan de la saga, este juego es de compra obligada.

No es un juego para todo el mundo porque su nivel de dificultad es algo elevado, pero nunca llega a ser aburrido por lo dinámico que es, aunque muramos mil veces. Contra 4 es un imprescindible para todo fan de los juegos retro que posea una Nintendo DS.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger