jueves, 13 de noviembre de 2014

Análisis de Shin Megami Tensei: Persona 4 — Todos tenemos una sombra en nuestro interior

Hoy os traigo la review de uno de los JRPG que más han dado que hablar durante los últimos tiempos: Persona 4, entrega más reciente de la popular subsaga de Shin Megami Tensei. La escribí hace no mucho, y creo que ya va siendo hora de publicarla en Sol Blade Games.

Es uno de mis títulos favoritos y una de las mejores obras que ha parido Atlus. Aunque se lanzó originariamente para PlayStation 2, hace no mucho salió una versión mejorada y extendida para PlayStation Vita, así que si tenéis la portátil de Sony, no paséis la oportunidad de jugarlo.

Pronto publicaré un reportaje sobre consolas portátiles, pero por ahora os dejo aquí este análisis. No os olvidéis de comentar si tenéis algo que decir:



Shin Megami Tensei: Persona 4

"Todos tenemos una sombra en nuestro interior"



Plataforma: PlayStation 2.
Idioma: Inglés.
Género: RPG.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 49,95 euros de salida, 20 euros en la actualidad (PS2 y PSV).
Desarrolladora: Atlus.
Distribuidora: Atlus, Square-Enix.
Fecha de salida:

Japón: 10 de julio de 2008, 14 de junio de 2012 (PSV).


Estados Unidos: 9 de diciembre de 2008, 20 de noviembre de 2012 (PSV).



Europa: 13 de marzo de 2009, 22 de febrero de 2013 (PSV).


Un joven estudiante japonés se muda a un pueblo rural: Inaba. Se va a vivir a la casa de su tío durante un año porque sus padres van a estar trabajando en el extranjero durante ese tiempo.



Poco después de la llegada de este chico, comienzan a ocurrir asesinatos en Inaba: las víctimas son encontradas colgadas de antenas de televisión en un estado lamentable... y durante las noches lluviosas, a las 12 en punto, pueden verse a las futuras víctimas en la pantalla de cualquier televisor si uno se pone a verlo apagado.

La policía parece incapaz de creerse lo que parece una leyenda urbana, y nuestro protagonista y sus nuevos amigos descubren que las víctimas potenciales son lanzadas por alguien a otra dimensión: el mundo de la televisión. Solo puede entrar ahí alguien que pueda usar un Persona, y nuestro protagonista y sus amigos son capaces de utilizar uno. Ellos son los únicos con posibilidades de resolver este misterio, salvar a las víctimas y atrapar al asesino que lanza a la gente a ese mundo... pero mientras resuelven este enigma, no deben descuidar su estresada vida estudiantil ni sus relaciones sociales.



Persona 4 es un destacado título de PS2 y un RPG muy original. Es conocido por potenciar aún más las relaciones sociales que su predecesor y por arreglar la mayor parte de sus errores. Algunos usuarios lo consideran uno de los mejores RPG que existen, y la crítica parece estar de acuerdo con ellos: Persona 4 obtuvo 90 puntos en Metacritic, y la nueva versión mejorada para PS Vita consiguió 93 puntos. Esa nueva edición, Persona 4 Golden, es el juego de PS Vita con mejor puntuación de todo el catálogo de la consola.



Gráficos: 86

La gran asignatura pendiente de Persona 3 se supera: ¡Persona 4 tiene un buen apartado gráfico! Ya no solo los dibujos que aparecen al hablar con los personajes están bien hechos: ahora, también podremos ver unos diseños en 3D más que competentes, y de una calidad muy buena.

Los personajes se ven bastante bien y hay bastantes modelos diferentes como para que podamos distinguir los NPC. Básicamente, todos se ven más vivos y detallados que en Persona 3, y se nota que se han empleado más polígonos en sus diseños. Los colores del juego se han suavizado, y ahora no parece que todo esté brillante, como pasaba en el juego anterior: Inaba muestra un aspecto bastante más realista que el que vimos en Port Island.



A pesar de que los de Atlus no son expertos en materia gráfica, se nota que han puesto más esmero en este apartado que el que pusieron en Persona 3: los objetos tienen texturas nunca vistas en el juego anterior, y los elementos físicos se ven mucho más realistas. Basta con ver el agua, las paredes o el asfalto para darse cuenta. Además, los objetos están bien proporcionados y todo presenta un aspecto muy auténtico, al contrario de lo que vimos en el otro título.

En este nuevo juego, veremos fenómenos meteorológicos muy bien representados: no todos los días hará buen tiempo (como pasaba en Persona 3), sino que tendremos jornadas de lluvia, nieve y niebla aparte de los clásicos días soleados. Estos cambios de tiempo son muy realistas, y se ha utilizado muy bien la luz para transmitir esos fenómenos meteorológicos al jugador.

Los enemigos creados para Persona 4 lucen mucho mejor que los que se mostraron en Persona 3: tienen más polígonos y animaciones que sus homólogos del título anterior. A pesar de que sigue habiendo recolores de enemigos, tenemos una mayor variedad y no nos cansaremos tanto de ver a las mismas Sombras una y otra vez. Sin embargo, se han reciclado algunos diseños de Persona 3... y no han sido actualizados. Es fácil distinguir qué modelos han sido porteados del otro juego y cuáles son totalmente originales de Persona 4, cosa que queda algo cutre en ocasiones, ya que veremos enemigos de diferente calidad en lo que a diseño se refiere al mismo tiempo.



Ya no hay una sola mazmorra: hay varias, y sus pisos se generan aleatoriamente. Eso ha hecho que en Persona 4 haya más variedad en lo que a estilo gráfico de la “parte de mazmorreo” se refiere, por lo que no llegaremos a cansarnos de ver siempre los mismos diseños, como pasaba en esos bloques eternos de Tártaro.

Aunque los gráficos de Persona 4 disten de llegar a ser de lo mejor de PS2, la verdad es que cumplen realmente bien: se nota que Atlus ha hecho los deberes esta vez.


Sonido: 87

En este juego tenemos más variedad de composiciones que en Persona 3, y más canciones memorables, aunque con un estilo menos marcado que en su predecesor. De hecho, quizá por eso pueda no llegar a gustar tanto a algunos fans del título anterior por ese ligero cambio de estilo que busca hacer a Persona 4 más neutral, aunque nunca llegue a disgustarles.

En líneas generales, podría decirse que tenemos una música algo más tranquilita, pero manteniendo el género que gusta a cualquier adolescente japonés. Es decir: se mantiene el rock nipón (suavizado, eso sí) y se pierde ese característico rap oriental que vimos en Persona 3 y que fijaba tantísimo su personalidad. Por eso mismo, quizá pueda agradar más a los jugadores occidentales, pero sin perder su estilo propio ni desagradar a los mismísimos japoneses. Se ha sabido encontrar un buen punto de equilibrio. Para hacerse una idea de esto que se explica en el análisis, basta con reproducir el tema de batalla normal (que se repite durante todo el juego) y el que suena durante los jefes, que son las dos primeras muestras de la banda sonora que se han puesto más abajo.

A pesar de esa variedad y calidad de composiciones de la que hace gala la mayor parte del juego, incomprensiblemente eso se pierde en una gran parte de las mazmorras. ¿Por qué? Curiosamente, en casi todas ellas se utiliza una música genérica y repetitiva, capaz de cansar a cualquiera (a pesar de que Atlus probablemente sabía que hay que estar bastante rato explorándolas). Al menos, hay una canción por cada mazmorra, y no se nos hará tan aburrido escucharlas, aunque muchas puedan ser reproducidas en la SNES con una previa adaptación de los instrumentos. Básicamente, se basan demasiado en la percusión y en la repetición de las notas de forma constante, cosa que sorprende bastante si se tiene en cuenta lo cuidada que está el resto de la banda sonora.

Otro punto negativo de la música de Persona 4 es que algunos temas de batalla son un poco cortos, aunque sean muy épicos. No habría problema con esto si los combates no durasen mucho, pero el problema radica en que tenemos melodías de dos minutos para batallas que pueden llegar a durar más de media hora.

Por lo demás, el apartado sonoro consta de un doblaje de una calidad realmente inmensa (es tan o incluso más bueno que el de Persona 3) y unos efectos de sonido bastante competentes. Las voces están en inglés, pero la profesionalidad de los actores es tal que no nos importará que no hablen en nuestro idioma.

Pongo aquí algunas canciones de Persona 4, compuestas por Shoji Meguro y Atsushi Kitajoh:






Jugabilidad: 88

Como ya ocurría en Persona 3, en esta nueva entrega tendremos que aumentar el poder de nuestros Personas estableciendo y mejorando Enlaces Sociales con todo tipo de gente. Y, al igual que en el otro juego, hay que seguir estudiando y cumpliendo nuestras responsabilidades mientras luchamos contra las Sombras en un lugar especial.

Esta vez, accedemos al mundo de la televisión después de clase, y no a media noche, como ocurría con Tártaro (Persona 3). Por ese motivo, si un día vamos a explorar mazmorras a esa otra dimensión, no podremos quedar con otros personajes y mejorar nuestros Enlaces Sociales... y si debemos rescatar a alguien que ha acabado en el mundo de la tele, tendremos que sacarle de ahí antes de que muera si no queremos ver un bonito Game Over. Pantalla que, por cierto, quizá veamos de todas formas en bastantes ocasiones, porque el nivel de dificultad de este título es tan elevado como el visto en su predecesor: será bastante habitual que los monstruos de las mazmorras nos den auténticas palizas, sobre todo cuando entremos en ellas por primera vez. La solución estará en aplicar estrategias y subir niveles para poder sobrevivir, sobre todo porque los puntos mágicos no se resetearán si no nos vamos a dormir a nuestra casa (y eso implica tener que esperar al día siguiente para poder seguir explorando las mazmorras). Básicamente, es más complicado ahorrar días que en Persona 3, por lo que tendremos que saber administrar bien nuestro tiempo.



Hay más Enlaces Sociales y más atributos que aumentar, así como la posibilidad de trabajar para ganar dinero y ser catapultados a más Enlaces, por lo que veremos más variedad que en Persona 3: el desarrollo se hace mucho más dinámico en este juego, y es absolutamente imposible maximizar todo en la primera partida por la gran cantidad de cosas que hay por hacer durante ese calendario que sigue el juego.

En Persona 4 hay más diálogos y texto que en su predecesor. De hecho, en algunas ocasiones se acerca más a una aventura conversacional que a un RPG con todas las de la ley: los mejores momentos se viven durante los diálogos que mantienen los personajes del juego.

Las mazmorras se generan aleatoriamente, y son mucho más pequeñas que Tártaro: ninguna de ellas pasa de los 11 pisos, por lo que no nos cansaremos tanto de ellas ni se nos harán tan repetitivas, a diferencia de lo que acababa pasando con Persona 3. Además, aunque tengamos fecha límite para completarlas, se nos dará tiempo de sobra, así que podremos ir tranquilos en todo momento.



Todo lo demás es muy parecido a Persona 3: haremos fusiones de Personas, hablaremos con mucha gente, tendremos un contacto estrecho con la cultura japonesa, seguiremos un calendario... y se han arreglado todos los errores jugables que había en el juego anterior. Por ejemplo, a la hora de maximizar los Enlaces Sociales con chicas, podremos elegir si queremos ser sus novios o sus amigos: ya no habrá necesidad de que le pongamos los cuernos a todas las mujeres del pueblo para superar la aventura con éxito. Del mismo modo, ya no suspenderemos la asignatura de Historia porque las preguntas de los exámenes tienen un carácter más general. Eso sí: el problema puede surgir en la asignatura de Lengua y Literatura, más que nada porque algunas preguntas son sobre literatura japonesa... y no es un tema sencillo si uno es de Occidente.

El gran fallo jugable de Persona 4 son sus batallas de jefes. ¿Son demasiado difíciles, acaso? Realmente, no: son muy largas, hasta el punto de que son aburridas... más que nada porque algunos de ellos se sacan estrategias de la manga en momentos determinados, cosa que puede obligarnos a repetir varias veces algunos combates de más de una hora de duración. Y eso es algo que acaba provocando que cuaquiera se tire de los pelos.



Y bueno, aunque el sistema de combate se mantiene exactamente igual que en su predecesor, ahora podremos manejar a nuestros compañeros si lo deseamos. ¡Eso significa que no moriremos por culpa de ellos! Y eso se agradece, porque las batallas de este título, aparte de ser más tediosas, también son más complicadas.

El apartado jugable sigue sin ser perfecto, pero se ha mejorado notablemente respecto a la entrega anterior.


Duración: 97

Terminar la historia de Persona 4 lleva cerca de 70 horas. Sí; el juego es un poco más corto que Persona 3, pero la cosa tiene truco: dado que las mazmorras son más pequeñas y Tártaro era gigante, esas horas que faltan son el equivalente a dejarse la piel en Tártaro... cosa de la que Atlus nos ha librado, por suerte.

Al igual que pasaba en el título anterior, una vez terminado Persona 4 no tendremos ganas de volver a jugar hasta pasado un tiempo. Y tras ese tiempo prudencial vale la pena hacerlo, porque maximizar todos los atributos en la primera partida es muy difícil (hay cinco, mientras que en Persona 3 había tres) y es imposible completar todos los Enlaces Sociales la primera vez que se juega a Persona 4. Al finalizar el juego se desbloquea una partida + con todo lo que teníamos en la aventura anterior, por lo que verlo todo será más fácil y rápido.



Además, también tenemos la posibilidad de superar un montón de misiones secundarias simples para alargar aún más la vida de este título. Y como en Persona 3, conseguir todos los Personas y rellenar el Compendio/Pokédex lleva su tiempo.

Este título, además, tiene tres finales. Dos de ellos son buenos y el otro es malo. Sacar el verdadero es una tarea algo complicada, pero vale la pena porque se descubre toda la verdad y accedemos a una mazmorra extra y a un súper jefe final dificilísimo.


Innovación: 80

Persona 4 no es tan revolucionario como su predecesor, pero sigue siendo un título muy original e innovador.

Aparte de que hay muchas más cosas que hacer que en el título anterior, cambian cosas importantes de la jugabilidad (hay varias mazmorras en vez de una, y el sistema de exploración es distinto).

Además, la premisa es realmente original. La historia se basa en asesinatos que ocurren dentro de un mundo al que se accede entrando por los televisores, y se enfoca de un modo muy interesante, similar al de una novela de misterio: el jugador va avanzando con la trama mientras intenta descubrir quién es el causante de esos asesinatos en serie.

Y bueno, el sistema de aventura conversacional mezclado con el de un RPG clásico sigue siendo algo complicado de ver.


Historia: 88

La historia de este juego es de una calidad innegable, aunque no sea de estilo tradicional (y quizá por eso pueda no gustar tanto a los fans del juego anterior). Básicamente, Persona 4 es una novela de misterio jugable: la trama se basa en descubrir quién está lanzando a la gente al mundo de la televisión para matarla, y el jugador irá descubriendo ese misterio poco a poco, al mismo tiempo que los personajes, que son más realistas que en Persona 3, y más carismáticos. Es todo un detalle que no traten al jugador como a un idiota (es decir: nunca sabremos más que nuestros compañeros y ellos no se estarán preguntando las cosas eternamente, como pasa en otros títulos) ni tampoco descubrirán las cosas de repente y por generación espontánea. Básicamente, nos sentiremos muy integrados con nuestro grupo porque todo el rato sabremos lo mismo que ellos, e iremos deduciendo las cosas poco a poco: de hecho, el juego nos preguntará quién es el asesino en cierto momento, y lo sabremos si hemos estado atentos y hemos razonado correctamente.

Persona 4 hace un muy buen uso del concepto de la Sombra psicológica, cosa que en la obra anterior ni se mencionaba. Básicamente, todos los seres humanos tenemos una cosa de la que nos avergonzamos y no queremos reconocer, pero es una parte innegable de nosotros mismos. Gracias a la utilización de esto se obtienen personajes más realistas, ya que no son héroes perfectos: simplemente son seres humanos, con su parte buena y su parte mala.



El final no tan impresionante como el de Persona 3 (de hecho, no tiene nada de especial), pero el hilo argumental es mejor a grandes rasgos. Sin embargo, por su carácter, algunos jugadores han criticado que casi toda la historia se base en resolver unos asesinatos en serie ocurridos en un pueblo perdido de Japón. Eso es cierto, pero luego se descubre que las cosas no son tan simples.

Es digno de mención que en un juego tan largo no haya trampas argumentales ni engaños, y más teniendo en cuenta lo enrevesada que es la historia.

El hilo argumental avanza casi tan despacio como en Persona 3, pero en este caso se justifica: es más realista que sea así porque la policía investiga al mismo tiempo que nosotros. Además, realmente eso no importa tanto porque utilizaremos nuestro tiempo con unos Enlaces Sociales mucho mejores y más interesantes que los del juego anterior: todos y cada uno de ellos son buenos, y nos dejarán con ganas de ver cómo avanzan cada vez que quedemos con algún personaje.



Puntuación final: 89

Al igual que su predecesor, Persona 4 no es un título para todo el mundo, aunque su estilo se haya suavizado (sin perder la personalidad, eso sí) y sus errores se hayan afinado para abarcar a jugadores que no habrían disfrutado con la entrega anterior.

Es una pena que esté en inglés, porque es un título que puede agradar bastante a los fanáticos de los JRPG y a las personas a las que les gusta mucho leer, porque tiene aún más texto que su predecesor y el nivel exigido de inglés es alto. Es bastante enganchante, largo y con una banda sonora con mucha personalidad, por lo que es un título realmente recomendable para los perfiles a los que está dirigido.

Persona 4 un juego imprescindible para todo fan de la cultura japonesa y para todo aquel que disfrutó con el título anterior: es más que probable que esta obra le guste aún más que su predecesor.

3 comentarios:

Ferdom dijo...

Por ahora he jugado solo al 3, lo malo es que no tengo ningún medio para jugarlo todavía, ni en PS2, ni PSVita, ni emulado, mi PC va como el sida.
El 3 lo jugué en PSP, pero este lo voy a jugar en cuanto me monte el PC gamer que tengo planeado. Aun así, sobre el juego hay críticas variadas, que es peor que 3, que si es mucho mejor, etc...
Me lo tengo que pasar y así podré participar en esos debates con mis amigos.

Ramonium dijo...

El 3 es bastante bueno, pero el 4 le da un buen repaso en todo. Sus principales errores se liman, se perfecciona y se nota que ha sido trabajado bastante más.

La gente que dice que el 3 es mejor lo hace principalmente por su historia, que es más oscura. Y supongo que también será por los personajes, que son más serios. Pero eso ya es cuestión de gustos... y la torre del Tártaro era un coñazo en Persona 3, para qué nos vamos a engañar: que ya no esté presente hace que Persona 4 sea mejor automáticamente.

Sin embargo, los más sibaritas de la subsaga Persona suelen decir que el mejor de todos ellos es Persona 2. Yo todavía no lo sé porque tengo que probarlos (está dividido en dos versiones para PSX), pero hay que reconocer que tienen una pintaza.

Muchas gracias de nuevo por leer y comentar.

Ferdom dijo...

Bueno, yo por ahora no puedo opinar, ya te diré mi opinión.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger