viernes, 15 de mayo de 2015

Análisis de The Legend of Zelda: The Wind Waker — Héroe del Viento, digno sucesor del Héroe del Tiempo

The Legend of Zelda: The Wind Waker es mi videojuego favorito de todos los tiempos. Sí, de todos los títulos que he jugado, esta obra maestra que marcó la cumbre de Nintendo GameCube es mi favorita.

No digo que sea el mejor juego de la historia (hay muchísimas obras por delante de él que pueden alcanzar esa denominación con más facilidad), pero sí que es uno de los mejores Zeldas y también el título más destacado de la impresionante consola cúbica de Nintendo.

Me lo he pasado muchísimas veces y le tengo un cariño especial. Sin embargo, a pesar de eso, he intentado ser lo más imparcial posible en este análisis, a pesar de las elevadas valoraciones que le he dado, que sin duda pienso que se merece. Es un título muy completo e innovador que le dio una importante vuelta de tuerca a la saga Zelda.

Si tenéis cualquier cosa que decirme sobre el juego o el análisis, utilizad la caja de comentarios con total libertad. Ya sabéis que me gusta escucharos y conocer vuestras opiniones, críticas e inquietudes.

Este análisis es un poco largo, pero creo que os gustará. En fin, os dejo la review aquí:



The Legend of Zelda: The Wind Waker

"Héroe del Viento, digno sucesor del Héroe del Tiempo"



Plataforma: Nintendo GameCube.
Idioma: Español.
Género: Aventura.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Alrededor de 25 euros de segunda mano, 50 euros (versión HD de Wii U).
Desarrolladora: Nintendo.
Distribuidora: Nintendo EAD.
Fecha de salida:

Japón: 13 de diciembre de 2002, 26 de septiembre de 2013 (HD Wii U).


Estados Unidos: 24 de marzo de 2003, 20 de septiembre de 2013 (HD Wii U).


Europa: 3 de mayo de 2003, 4 de octubre 2013 (HD Wii U).


Hace mucho, mucho tiempo... un antiguo reino se sumió en las tinieblas por la ambición de un hombre malvado que ansiaba el Poder Dorado que ahí se ocultaba. Entonces, cuando todo parecía perdido... apareció el Héroe del Tiempo, que, viniendo de otra época y vestido con unos extraños ropajes verdes, consiguió derrotar y sepultar a ese villano. La historia de ese joven guerrero, que empuñaba una enigmática y poderosa espada, se convirtió en leyenda.



Sin embargo, muchos años después, el hombre malvado que el Héroe del Tiempo había derrotado regresó. La población, desesperada, comenzó a rezar a los dioses con el objetivo de que aquel joven espadachín apareciera de nuevo y volviera a salvarles. Sin embargo, el Héroe del Tiempo nunca apareció, y nadie sabe qué fue de aquel reino...

Esta historia se ha convertido en una leyenda que mucha gente no recuerda. A pesar de ello, en una pequeña isla, se viste a los niños con unos ropajes verdes cuando cumplen cierta edad, similares a los del joven de la leyenda, para que se conviertan en hombres valientes como él. Es un homenaje a ese misterioso héroe que ya es una tradición.

Pero para Link, un habitante de esa isla, el día en el que reciba esos legendarios ropajes verdes no será feliz. Su hermanita pequeña será secuestrada por un pájaro gigante, y él decidirá ir a salvarla embarcándose en un peligroso viaje.



Zelda: Wind Waker ha recibido una acogida brutalmente buena tanto por los usuarios como por los medios especializados (en Metacritic tiene una impresionante media de 96 puntos), y está considerado como uno de los títulos más destacados de la saga Zelda, y la mejor obra de Nintendo GameCube junto con el fantástico Metroid Prime. A pesar de que a muchos fans no les gustó el estilo arriesgado por el que se decidió Nintendo para hacer el apartado gráfico, lo cierto es que finalmente casi todos ellos acabaron por aceptar que su calidad era digna de una saga de tanto renombre. En 2013 salió una remasterización de este título para Wii U, y sigue siendo una compra muy recomendable para todo usuario que no jugase al original.



Gráficos: 99

El apartado que fue más polémico de Wind Waker en su momento ha resultado ser uno de los mejores trabajos gráficos que Nintendo ha hecho en toda su historia. A pesar de utilizar una técnica cel-shading, el apartado técnico está muy trabajado, y se nota que han puesto especial énfasis a ello como carta de presentación del título. Al jugar a Wind Waker, más que hacernos sentir que estamos ante un videojuego, hace que parezca que nos encontramos delante de una auténtica película de dibujos animados interactiva.

Los personajes tienen un montón de expresiones, muecas, movimientos... parece que tienen vida propia, sobre todo si hablamos de Link, que se muestra más expresivo y cercano a nosotros que nunca. Su cara puede decirnos muchísimo en algunas situaciones del juego: pasamos de un protagonista totalmente inexpresivo y casi robótico (Ocarina of Time y Majora's Mask) a uno vivo, amigable y con algo de personalidad que hará que nos sintamos identificados con él enseguida.



Los combates son realmente vistosos para un juego de este estilo, con movimientos que desprenden realismo (exceptuando los increíbles movimientos especiales que puede hacer Link, claro está) y con expresiones continuas por parte de los enemigos y nuestro héroe.

El estilo gráfico se caracteriza, en gran parte, por efectos de humo y agua bastante particulares (ver explotar bombas con ese efecto es todo un placer), y muestra tiene un ambiente de extrema coherencia, a pesar de poseer un estilo único y un uso más que arriesgado del cel-shading, sobre todo porque en esta saga nunca se intentó utilizar una técnica así. Cuando salió, Wind Waker tenía el mejor trabajo en cel-shading jamás visto.

Las partes más bonitas de Wind Waker, probablemente, se dan cuando viajamos por el ancho mar. Las islas se ven de lejos, y nunca aparecen de repente, cosa que sucedía bastante en los juegos de esta época: primero, veremos pequeños puntitos en el horizonte, y, a medida que nos acerquemos, irán tomando forma hasta que se vean bien. Lamentablemente, no puede decirse lo mismo de algunos elementos del mar, que (en contadísimas ocasiones) aparecen demasiado tarde (como de la nada), pero tendremos que fijarnos mucho para poder notarlo.



El único punto negativo que se le puede sacar al apartado gráfico de este juego es que quizá sea algo infantil para algunos. Eso no gustará a determinados jugadores, sobre todo si buscan un Zelda de estética realista (aunque para eso puedan irse a Twilight Princess).


Sonido: 96

La banda sonora de Wind Waker es también excelente. Tiene un marcado estilo celta que le da un aire medieval y épico al conjunto del juego. Algunos fans dicen que Zelda: Wind Waker tiene la mejor banda sonora de toda la saga Zelda, y tal vez no les falte razón: lo que es seguro es que sí que es una de las más trabajadas de la consola.

Los instrumentos son siempre reales, y, aunque se utilicen algunos midis para las mazmorras, las partituras son realmente buenas y ninguna es genérica, como pasaba con algunas de las melodías de mazmorras de Ocarina of Time.

Temas como el del mar nos inspirarán muchos sentimientos, como en este caso el marcado espíritu aventurero que tiene toda el aura del juego. Al tener el título un estilo celta, los instrumentos de viento y de percusión están a la orden del día. Las canciones de la batuta son más cortas que las de la ocarina de Nintendo 64, pero siguen siendo buenas, a pesar de su enorme simplicidad.

El único punto negativo que se le puede achacar a la banda sonora es la ausencia de música durante la noche. Es cierto que esos silencios no quedan mal, pero es una solución vaga: el resultado podría haber sido bastante mejor si se hubiesen creado melodías pensadas aposta para esos momentos nocturnos.

Como viene siendo tradición en la saga, los textos no tienen voces. De hecho, los personajes parecen totalmente mudos, a excepción de algunos gritos o jadeos, como ya ocurría en Ocarina of Time y Majora's Mask. En su momento chocaba un poco porque uno esperaba encontrarse voces en Wind Waker a causa del salto técnico, pero como al final ha sido una constante en toda la saga eso no no sorprende tanto, aunque pueda seguir siendo criticable. La voz de Link es nueva, a pesar de que es del mismo estilo que la de los anteriores juegos. Los efectos cumplen muy bien y son más diferentes a los de Ocarina de lo que cabría esperar.

Pongo aquí cuatro canciones de la fantástica banda sonora, obra de los ya veteranos compositores de Nintendo Koji Kondo, Hajime Wakai, Kenta Nagata y Toru Minegishi:






Jugabilidad: 99

Wind Waker tiene como característica principal la presencia continua del océano: en todo el juego no veremos ni un solo continente o isla grande, y toda nuestra aventura se desarrollará en islotes y el ancho mar. Dicho océano está totalmente vivo, lleno de elementos de todo tipo y nunca sabremos qué nos encontraremos. La carta náutica está dividida en cincuenta cuadrados enormes, y cada uno tiene su isla o archipiélago de islotes, y cada parte de dicho mapa de navegación es única. Mientras naveguemos nos encontraremos con elementos de todo tipo, ya sean atalayas, barcos, submarinos, monstruos, islotes... Continuamente veremos puntos alejados en nuestro camino, y lo primero que nos preguntaremos será: ¿qué habrá en aquel islote? ¿qué será eso? ¿qué me encontraré en esa atalaya? Solo si queremos, podremos desembarcar en ellos y verlo por nosotros mismos. 



Así, puede decirse que Wind Waker es el único título de la saga que realmente nos hace convertirnos en aventureros. Elementos como el mapa y la brújula, que en otros títulos no tenían tanta importancia, se convierten en algo imprescindible cuando surquemos el océano. Sin embargo, solo para saber por qué cuadrantes vamos: al principio del juego, todas las islas son desconocidas y no aparecen en nuestro mapa, y tendremos que visitarlas y pedirle a un pez-hombre que nos trace las marcas del lugar en el que estamos, con todo detalle. Así, completar la carta náutica será una tarea larga y costosa que nos llevará todo el juego (aunque sea algo opcional, sí que es totalmente recomendable para poder terminar el título sin perdernos demasiado).

El sistema de desplazamiento con barco, a pesar de parecer una idea rebuscada, funciona a la perfección: nunca nos cansaremos de explorar de este modo. Utilizando nuestra Batuta de los Vientos, podremos controlar la dirección del viento a nuestro antojo para poder aprovecharlo con nuestra vela. Los controles del barco son sencillos e intuitivos. Todo esto logra que Wind Waker cause en el jugador el sentimiento de aventura más logrado en toda la saga: la libertad es más grande que en ningún otro Zelda. Sin embargo, eso puede hacerlo demasiado diferente a otros títulos de la saga para algunos jugadores, sobre todo para aquellos que no desean perderse y completar misiones secundarias. Wind Waker debe jugarse con otro punto de vista para que pueda disfrutarse al máximo: la mentalidad no debe ser de "terminar las mazmorras", sino de explorar.



Una vez que hayamos hecho el principio del juego, podremos ir hacia el lugar que queramos y cuando queramos, sin que importe en qué punto de la historia principal estemos. Podemos olvidarnos del hilo predeterminado durante muchísimas horas y ponernos a explorar el océano, buscar mapas secretos para encontrar tesoros escondidos, participar en batallas navales con nuestro cañón, hacer misiones secundarias, hacer de comerciante entre islas... Wind Waker puede presumir de ser el título de la saga con más misiones secundarias, dejando en ridículo a títulos como Majora's Mask en este aspecto.

Las mazmorras son del estilo de Ocarina of Time. Sin embargo, son más dinámicas, menos seguidas (no sentiremos nunca que vamos de mazmorra en mazmorra, a diferencia de casi todos los títulos de la saga) y también un poquito más sencillas, a excepción de las últimas, que tienen un nivel similar. Algunas son más originales que las de Ocarina of Time, sobre todo si hablamos de tres en concreto, que nos plantean un estilo nunca visto en un Zelda, cosa que lamentablemente nunca se ha producido de nuevo.

En Wind Waker se hace un uso muy inteligente de los objetos que conseguimos en las mazmorras. Alejándose de los ítems que "usamos en la mazmorra y luego no sirven para nada", que tanto hemos visto en otros títulos de la saga, las armas y objetos que conseguimos siempre nos serán útiles o cambiará su función al avanzar un poco. Por ejemplo, algunos objetos nos sirven para acabar con más facilidad con determinados enemigos en concreto, otros pueden hacer que los acerquemos hacia nosotros, que les robemos objetos... Y también sirven para solucionar puzles durante toda la aventura, ya sea dentro o fuera de las mazmorras. Además, al ir en barco, muchos objetos cambian y se vuelven aún más útiles que en tierra.



Dado que somos totalmente incapaces de utilizar la espada desde nuestra pequeña embarcación, nuestro principal sistema de defensa será nuestro cañón, que podremos utilizar en cuanto consigamos las bombas: cada bomba es una bala de nuestro don polvorín, y resulta totalmente imprescindible para enfrentarnos a monstruos marinos y para salir airosos de las batallas navales. Sin embargo, las bombas no son el único objeto que cambia o que cobra una utilidad impotante en el mar: la garra se convertirá en una grúa para sacar tesoros escondidos en las profundidades y armas como el arco pueden ayudarnos cuando no tengamos tiempo de apuntar con el cañón y necesitemos eliminar rápido a un enemigo.

El sistema de combate es muy parecido al de Ocarina of Time, aunque está algo más afinado. Como novedad podemos recoger las armas que hayan dejado caer los enemigos derrotados y utilizarlas nosotros mismos (sí, podemos emplear espadas gigantes y los palos de los bokoblins). Los combates son relativamente sencillos, pero muy divertidos, y en alguna ocasión en concreto es posible que nos veamos en algún aprieto, sobre todo si hablamos de partes avanzadas del juego.



A pesar de que la historia no es profunda (como ya es tradición en Zelda), encontraremos referencias continuas a Ocarina of Time y otros elementos interesantes que nos mantendrán enganchados a la pantalla.


Duración: 90

Wind Waker puede presumir de ser el Zelda con más misiones secundarias de todos (básicamente, que podamos explorar un mapeado tan grande y que tengamos tantas cosas por hacer logra más que multiplicar por dos la duración del juego). La historia no es muy larga, sobre todo si la comparamos con otros Zeldas (dura unas 20 horas si la jugamos de pasada), pero la gracia del título está en explorar cada rincón del mapa y ver todo lo que podamos a medida que avanzamos.



Terminar las misiones secundarias y explorar y completar todo el mar nos puede llevar más de 30 horas extra. Además, cosas como conseguir todas las figuritas basadas en las fotos nos puede llevar una auténtica eternidad.

De la misma forma, tenemos la posibilidad de terminarnos la aventura de nuevo en una aventura expandida. En esa partida cambian algunos elementos de la primera (tenemos la cámara de fotos desde el principio, por ejemplo), los diálogos en hyliano antiguo están traducidos y Link lleva su traje azul de Isla Initia durante todo el juego. Eso puede animarnos a rejugar el juego pasado un tiempo desde que nos lo hayamos terminado.


Innovación: 90

A pesar de pertenecer a una saga como Zelda, en la que es complicado hacer algo diferente sin alejarse del estilo de la franquicia, puede decirse que Nintendo lo ha vuelto a conseguir. Wind Waker es uno de los títulos más originales de toda la serie (tal vez, el que más) y reconstruye por completo toda una jugabilidad y todo un estilo: cosas como el transporte marítimo y un océano enorme, que parecían ideas tan simples y rebuscadas, se han convertido en algo divertidísimo y que nunca cansa.

De hecho, el barco es el transporte de Zelda más divertido y que provoca situaciones más variadas, superando de mucho a la exploración con caballo de Ocarina of Time. Solo las mazmorras y el estilo de combate es herencia de Ocarina of Time, porque el resto del esquema jugable es totalmente nuevo. Se han añadido muchos objetos nuevos relacionados con la navegación y se han recuperado los ítems clásicos de la saga, mejorándolos y aumentando su utilidad y frecuencia de uso respecto a títulos anteriores.



El estilo gráfico y el ambiente del título en general es muy arriesgado y original y eso también se valora positivamente, porque el resultado no podría haber sido mejor. Nintendo se la jugó e innovó muchísimo dentro de una saga tan asentada y tan aparentemente intocable como Zelda, pero puede decirse que todos esos cambios han sido un acierto absoluto.



Puntuación final: 99

The Legend of Zelda: The Wind Waker es una verdadera obra maestra y el mejor juego de Nintendo GameCube, título que en su lugar quizá, solo quizá, podría tener el también increíble Metroid Prime.

Todo en Wind Waker destila aroma a juegazo: un estilo gráfico único y rompedor, una banda sonora fantástica, una capacidad de adicción brutal y un esquema jugable innovador y divertido. Puede no gustar el estilo gráfico a algunos fans de Zelda, pero eso no es excusa para no disfrutar este título, sobre todo porque una persona que se lo pasó bien con los anteriores también lo hará con este.

No hay juegos perfectos, pero sí algunos que se acercan a esa denominación, y, sin duda, Zelda Wind Waker es uno de ellos. Diferente a otros títulos de la saga pero sin alterar las bases, Nintendo ha demostrado con esta obra (por enésima vez) que siempre es posible reinventarse y hacer algo distinto e innovador. Si hay títulos que justifican la compra de una consola, probablemente Wind Waker sea el que hace eso con Nintendo GameCube. Recomendado a todo fan de Zelda y de los videojuegos en general.

15 comentarios:

Danieletex dijo...

Este juego ha sido el juego de segunda mano más caro que he comprado, y casi me arrepiento con la trama.
Cuando me desentendí de la trama y me concentré en disfrutar lo que tenía delante (cosa que hago siempre con todo desde entonces, gran decisión), empecé a disfrutarlo y sin duda mereció la pena comprarlo.

Realmente solo tengo dos cosas que decir:
La primera es sobre la música. Ya sabes que me parece que aunque esté bien no está tan cerca de la perfección como para llevar esa notaza. Ya te dije que pensaba que las mazmorras tenían un mero sonido ambiental y que, no solo no había música de noche, sino que tampoco sonaba ninguna melodía en la inmensa mayoría de las islas pequeñas, que son muchas, montones, medio mar.

Por otro lado, este Zelda me pareció, habiendo jugado solo antes a los de N64, demasiado fácil. Las mazmorras no supusieron reto ninguno porque prácticamente te decían qué objeto usar. Cada objeto se relacionaba con algo (una estatua, una diana... ) y en la mayoría de las ocasiones con ver ese algo y usar el objeto que tocaba ya saltabas el obstáculo.
A eso se le puede sumar que las batallas son excesivamente fáciles, incluyendo las de jefes, aunque no recuerdo ningún jefe difícil en la saga.


Lo que no sabía era lo del modo extra al rejugar, aunque no hacía falta tenerlo para rejugarlo. Aunque exploré bastante, decidí ir sin guía. No me refiero a una guía que te diga a dónde ir, sino a apuntar las cosas y ayudarme de alguna manera... simplemente me moví por instinto de un lado a otro, repasando las zonas según me apetecía.
El caso es que aunque eso mejoró el primer paso por el juego, provocó que me dejara bastantes cosas por el camino, así que aún podría rejugarlo y ver muchas cosas más.


En fin, no me parece un candidato a juego perfecto (aunque hoy día apenas se me ocurren dos juegos que merezcan ese título), pero es un juego bueno y, sobre todo, único y especial. Y a la hora de la verdad, son los juegos únicos los que se agradece tener en la biblioteca.

Ramonium dijo...

Zelda son mecánicas, nunca ha sido trama. Yo entiendo que busques una buena historia en muchos juegos, pero es que ese nunca ha sido el objetivo de Zelda. De hecho, con escenas largas y muchos diálogos, el juego perdería su encanto, en mi opinión. El objetivo es que el jugador explore, resuelva puzles y luche. Nunca se ha buscado contar una historia.

De hecho, el título con mejor trama de la saga es Skyward Sword (a pesar de sus incoherencias), y a mí me parece el peor en 3D. Es por más cosas, sí, pero al final sientes que la trama en Zelda se acaba volviendo forzada... a no ser que esté muy bien llevada. Aunque admito que los de Nintendo quizá no se quieran mojar porque no son buenos guionistas (saben hacer muy buenos títulos y meter buenas mecánicas, pero no saben contar historias).

A mí la música me parece maravillosa: recoge el espíritu del juego al completo. Las mazmorras tienen una banda sonora sencilla, pero es que es ambiental. Es algo parecido a lo que pasa con Metroid (aunque admito que la música de ambiente de Metroid es mejor). Lo de que no suene música por la noche lo pongo como punto negativo en el análisis, porque en eso pienso que tienes razón, sin duda. Sin embargo, sumando las melodías que suenan, me parece una nota apropiada. Hay bastantes canciones, y las que hay son buenas.

Lo de la facilidad es cierto. Wind Waker es mucho más sencillo que los de Nintendo 64. De todos modos, es estimulante y accesible para todos los jugadores. Y piensa que si además tienes la experiencia acumulada de los de 64...

Skyward Sword y Twilight Princess son igual de fáciles que Wind Waker. Salvo en combate, que el primero es un poco más complicado. De todos modos, no lo veo como algo negativo mientras no sea un puro paseo. Super Mario Galaxy es el Mario en 3D más fácil y pienso que es el mejor, por ejemplo.

Muchas gracias por leer y por dar tu opinión sobre el juego y el análisis.

Ferdom dijo...

Lo jugué hace un buen tiempo. Y aunque no es mi Zelda favorito (ese honor se lo lleva A Link To The Past) si es uno de mis favoritos.
Hay cosas en él que me parecen casi perfectas, pero hay otras que tengo una especie de relación amor-odio. La búsqueda de la Trifuerza. Amor por cuando empiezas, una aventura, una búsqueda. No sé como explicarlo. Pero odio porque era tedioso a veces. Pero tengo curiosidad por saber cómo lo pusierob en la WiiU.
Ahora te odio, me has hecho que tenga que jugar a otro juego más. Y ni he empezado algunos xD.
Buen análisis.

Ramonium dijo...

La búsqueda de la Trifuerza no gustó a muchos usuarios porque les obligó a patearse todo el mapa. A mí, personalmente, me encanta... es mi parte favorita del juego porque acabas de explorar lo que te falta de él.

Si has explorado poco durante la aventura y has ido de mazmorra en mazmorra, la búsqueda de fragmentos puede hacerse muy larga. Por eso a muchos se les hizo tediosa.

Tengo entendido que en Wii U simplificaron bastante la búsqueda de los fragmentos de la Trifuerza por las quejas de los fans, y la misión es mucho más corta. A mí eso me molesta bastante: es una forma de casualizar el juego. Es como ocurre con la posibilidad de meterle "turbo" al barco: saca completamente de contexto.

En fin, gracias por leer y comentar. Y anda, juégalo cuando puedas de nuevo, que ya sabes que es buenísimo, Ferdom xD

Azure dijo...

Interesantes notas, algo impropias viniendo de ti, lo cual no hace más que reforzar lo bueno que podría ser.

Si acaso tuviese la oportunidad de jugarlo, sería la versión de Wii U, y en gran medida, es un juego que siempre me ha llamado la atención (que he probado bastante, pero nunca completado).

Me alegra que no le prestases atención a la trama, porque su narración es mecánica. Qué vértigo me daría si hubiesen decenas de cinemáticas entre calabozo y calabozo, ¡si la sensación de descubrimiento y exploración está fundamentada en tu propia experiencia en dicha zona!

Es de que, ahora que todo está tan guionizado en prácticamente todos lados (novelas, cine, hasta videojuegos), la gente ya no usa su cabeza para trabajar este apartado desde un significante persona. Y es absurdo, en especial considerando el medio en el que estamos, que precisamente, podría fundamentarse muchísimo en este sentido.

Por eso Dark Souls me parece la joya que es, y tengo esa afición personal por Wind Waker.

En fin, estoy desviando muchísimo eso. No sé si al final acabaré estando de acuerdo con las notas que pusiste, pero es irrelevante: lo importante está en el contenido escrito, y con ello no puedo tener quejas.

Gran trabajo.

Ramonium dijo...

Zelda Wind Waker es quizá el mejor título de la saga. Desde luego, es el más redondo de todos ellos (The Legend of Zelda es demasiado primitivo y se puede mejorar, Zelda II está mal diseñado y la dificultad es aberrante, Ocarina ha envejecido algo mal, Majora's es un reciclaje, Twilight Princess y Skyward Sword tienen fallos muy graves... a todos les encuentro fallos importantes, aunque sean muy buenos juegos).

De todos modos, admito que me cuesta ser imparcial con este título porque es mi favorito. Pero pienso que es la única obra de GameCube comparable a Metroid Prime. No sabría decirte cuál de los dos es mejor porque están cuidados al máximo en todos sus apartados. Pero vamos, que los dos están en la cima de la consola.

Estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices. Y bueno, ya me dirás tu opinión cuando lo juegues.

Gracias por leer y comentar, Azure.

Danieletex dijo...

En realidad esperaba una aventura épica, no una trama muy buena. Las situaciones dentro de contexto son mucho mejores, de ahí que, tanto este como Ocarina me parezcan tener muy buenos finales. No se trata de tener una buena trama, es más que, en lugar de dejarte suelto durante las mazmorras, que te vayan contando cositas, como ocurría tras el desafío de los dioses (¿Lo llamaban así?).
El problema es que Zelda te cuenta la historia. Hay una historia y te la cuenta, pero la rompe en pedazitos y te cuenta toda la trama concentrada en tres puntos del juego: el prólogo, un punto intermedio y el final, en lugar de ir contándola poco a poco. Es ese el fallo, el desarrollo, más que el hecho de que sea más o menos compleja, que en estos casos tampoco es muy relevante.

Y la dificultad no te arruina la experiencia, pero cuando en las batallas te tienes que contener para no acabar con los jefes en dos minutos... entonces un poco sí que disminuye la epicidad.

Ramonium dijo...

Yo no estoy de acuerdo en absoluto. Aunque Zelda "te cuente una historia", es el jugador el que la vive: él es el protagonista, a partir de lo que va haciendo. Si metes escenas, diálogos, etcétera, te cargas el juego.

Si te cuentan cosas durante las mazmorras, te guían. Es uno de los problemas que tuvo, a mi parecer, Metroid Fusion, por ejemplo.

Yo no veo ningún fallo. De hecho, como ya comenté en Alquimia World, hay un movimiento ahí muy crítico con las historias en los videojuegos. Muchos usuarios solo tienen en cuenta una forma de contar historias y solo piensan en la narrativa tradicional. Son incapaces de ver más allá, y también son incapaces de ver que un videojuego no necesita siempre una historia.

Danieletex dijo...

Pero es que sí hay escenas, diálogos, etcétera, pero en lugar de esparcirse por el enorme mundo están concentradas en tres puntos, haciendo que la historia siempre sea la misma.
No entiendo qué problema hay en que algo te justifique ir a las mazmorras.
Red Dead Redemption es el mejor ejemplo que se me ocurre, y al misma tiempo, lo primero en lo que pienso cuando pienso en "el mejor juego de la historia", y en él tienes todos los elementos: Libertad para crear tu propia historia en un mundo gigantesco en el que tienes miles de cosas para hacer como te dé la gana, al mismo tiempo que hay una historia que avanza por distintos flancos (en rama de árbol) y que está cuidada al detalle.

El problema que le veo a Wind Waker es que te narran una historia y, de repente, dejan de narrártela.

Ramonium dijo...

No lo veo comparable en absoluto con Red Dead Redemption. No solo son dos géneros distintos (aventuras y sandbox), sino que Wind Waker funciona con mazmorras y un enorme mar y Red Dead Redemption con la interacción con otros personajes, ya sea de forma activa o pasiva.

Yo nunca he tenido esa sensación, la verdad. Y en todos los Zeldas es así: no es que "te narren una historia". Simplemente te dicen lo que tienes que hacer. "Haz esto para salvar a tu hermana". Es algo parecido a Ocarina o Majora's: "haces esto para proteger Hyrule de Ganondorf", "haces esto para que la luna no descienda y te casque el cuello al caer". No sé si me explico.

Emo-Link dijo...

Parte 1:

Antes que todo, y sé que no tiene nada que ver con este análisis, si Ferdom lee este comentario, quiero decirle que no puedo creer que en análisis de Yoshi's Island me haya citado para decirme que SNES no es de cuarta generación. le explico: Wii U es de octava, Wii de séptima, GameCube de sexta, Nintendo 64 de quinta... y SNES cuarta.

Perdón por irme del tema, pero tenia que decirlo.

¡Ay Ramón!. :( yo sin tiempo para hacer un comentario a la altura, y tú publicas un análisis de Wind Waker. Bueno, trataré de no extenderme...

Primero que nada mis más sinceras felicitaciones. Un análisis increíble, maravilloso, espectacular...etc.

En una ocasión me mencionaste que tu juego favorito de todos los tiempos es un Zelda. Luego de eso me quedó la duda y te iba a preguntar cual era, por falta de tiempo no te lo pregunté nunca. Hoy por fin me saqué esa duda. Te felicito por tu excelente gusto. :) si no fuera por Ocarina of Time, también sería mi The Legend of Zelda favorito.

Para Nintendo, después de crear el mejor juego de todos los tiempos en la quinta generación de consolas, la tenia sumamente difícil, casi imposible diría yo, de innovar y revolucionar la saga. Entonces en el año 2002 debuta la legendaria saga de Link en el cubo de Nintendo, es un pena que su debut lo haya tenido que hacer bajo polémica.

La principal critica que tuvo que pasar este juego, como bien dices, fue por su estilo artístico. Toda esa decepción fue desencadenada gracias a la demo técnica que Nintendo mostró en el Space World del año 2000. En esa demostración, podíamos ver un duelo a espada entre nuestro querido héroe Link y el Rey Gerudo Ganondorf. Sin duda, hacia gala de un aspecto muy realista, y tiempo después, Nintendo saca al mercado The Legend of Zelda: Wind Waker. En ese momento hubo opiniones dispares entre los fans: estaban los que amaron el nuevo estilo gráfico y renovado de la serie y los que lo aborrecieron. Pero más tarde, la mayoría que aborreció el juego en su momento, acabo por rendirse ante su encanto.

The Legend of Zelda: Wind Waker, no llega a ser totalmente revolucionario, ya que se apoya demasiado en las bases jugables y mecánicas que sentó ocarina of time cuatro años antes; algo obvio, ya que muchos juegos posteriores se inspiraron en la obra maestra de 1998. Pero también es cierto, que Wind Waker introduce muchísimos elementos nuevos y enriquece la experiencia Zeldera a cotas altísimas. Un basto mundo que explorar, miles de tesoros que encontrar, muchas misiones secundarias que no se consideran de relleno. enemigos más inteligentes, un estilo artístico precioso y arriesgado que le sienta de maravilla, un aspecto gráfico sublime, y un destacado acabado técnico.

Nintendo dejará de ser Nintendo, el día que deje de arriesgar y de innovar, es su principal filosofía, y la amo con todo mi corazón. A pesar de las criticas; Nintendo nunca cambies.

Acabado Técnico:

A nivel técnico, no se le puede reprochar nada, lo he re jugado varias veces y no recuerdo un solo bug o fallo. Si bien no es un sandbox, la extensión de su mapa es bastante grande.

Que un juego de esa época, muestre un popping casi nulo; es todo un merito del estudio.

Es importante destacar que es un juego con un mapa de tamaño considerable y esta metido en un solo disco de 1.4 gb.

Sobre el tema de las "expresiones"; es obvio que Ocarina of Time no las tuvo, por una limitación de hardware. Se dice que Toon Link es el Link más expresivo de toda la saga, y no les falta razón, las emociones que transmite este carismático personaje son excelentes.

La idea de ofrecernos un gigantesco mar que explorar fue excelente; eso nos da una sensación de mundo abierto, allá por el 2002 era algo impensado.

La inteligencia artificial de los enemigo mejoró de manera notable respecto a otros juegos de la saga, por ejemplo: al minino ruido las criaturas podían descubrirnos.

Las escenas de sigilo están muy bien implementadas, logrando así, un conjunto jugable más variado y solido.

Emo-Link dijo...

La saga de Link se caracteriza por contar con razas y personajes de un carisma inigualable, en esta entrega no podían ser menos. Conoceremos a 2 razas increíbles: los Orni y los Kolog. Realmente quedé encantado y enamorado de ellas.

Gráficos:

Gráficamente hablando, el juego es una jodida obra de arte, Todo luce genial: el agua, el cielo, el mar, las islas, todo en general tiene un acabo espectacular. La transición día/noche es digna de mención, simplemente hermoso.

No faltaran los entornos de hielo y lava, debo decir que con este nuevo apartado gráfico esos entornos se ven aún más bonitos

El "cel-shading" le sentó de maravilla, cabe destacar que fue uno de los primeros en utilizar esa técnica. Y lo hizo con unos resultados inmejorables. Cabe resaltar que en este "cel-shading", no encontraremos ni un solo contorno, gracias a ese esfuerzo por parte del estudio nipon, todo el conjunto gráfico luce mas limpio y atractivo.

Las condiciones climáticas están muy bien logradas.

Es de vital importancia decir que esta obra va por su cumpleaños numero 13, y déjenme decirles que envejeció de una manera increíble. Si... la obra de la Gran N se sigue manteniendo apoteosica a día de hoy. No sé cuantas obras de esa edad pueden presumir de eso.

De ninguna manera pondría esto como un punto negativo: "El único punto negativo que se le puede sacar al apartado gráfico de este juego es que quizá sea algo infantil para algunos." Al jugador tradicional que lo consideré infantil solo por el estilo artístico, le diría que es un autentico troll.

Sonido:

En el apartado sonoro cumple excelentemente bien, me hubiese encantado que todas las canciones fueran orquestadas, pero en esa época, supongo que no era común, pero este juego lo ameritaba.

La musica siempre fue uno de los elementos más importantes de la serie, y en esta entrega no podía ser menos.

La inclusión de la batuta como instrumento musical principal fue una idea muy fresca, a esa altura la serie contaba con muchos instrumentos musicales ya; contando también los de las entregas portátiles.

"Tiene un marcado estilo celta que le da un aire medieval y épico al conjunto del juego", yo no lo pude haber definido mejor. ¡excelente!.

A mí, la ausencia de musica durante las etapas nocturnas me transmitían una calma y una paz inexplicable. Más en las partes de navegación.

Poner voz a los personajes me hubiese parecido muy arriesgado, eso hubiese acabado totalmente con la tradición de la saga. xD

Jugabilidad:

Tal vez me hubiese encantado contar con un sistema de combate más renovado y variado, pero no por eso dejan de ser divertidos. No podían faltar el "Z-targeting", los saltos laterales, la voltereta hacia atrás, la estocada, el giro (esta vez más poderoso y largo que nunca), etc. Como bien mencionas, ahora los objetos tienen bastante más relevancia que en anteriores entregas. por ejemplo: el gancho y la hoja tendrán más de un uso.

El abanico de armas que tendremos a nuestra disposición es bastante respetable. No faltarán a la cita las armas más tradicionales: el arco, las bombas, el gancho, etc.

Es un Zelda, así que no pueden faltar los divertidos mini juegos

Las armas dejadas por los enemigos sirven para darle algo más de dinamismo y variedad a los combates; pero creo que se queda en algo anecdótico.

Me hubiese encantado poder visitar más mazmorras; éstas siempre fueron uno de los principales y más importantes pilares de la obra de Miyamoto y Aonuma. Me parecieron algo más sencillas y menos elaboradas que las de Ocarina of Time. Pero en lineas generales cumple muy bien. Sé cuales son esas tres mazmorras que mencionas en el análisis.

En este Zelda, las rupias toman un protagonismo más importante que en otras entregas, y eso es muy bueno.

Emo-Link dijo...

Parte 3:

Olvidaste mencionar que para terminar el juego completamente al 100 %, si o si tenemos que jugar una nueva partida. Lo más importante de la nueva partida es que obtendremos la cámara a color desde el principio, sin ella, será imposible completar algunas misiones, y obtener todas las figuritas de los personajes.

Bueno lo dejo ahí... tengo millones de cosas que decir, pero me ocuparía cuatro comentarios. xDDD.

Sobre la nota, nada que objetar, ese 99 lo tiene totalmente merecido. Solo los verdaderos fans de la saga y un verdadero jugador, como lo eres tú, están calificados para hacer un análisis justo y a la altura que merece esta obra maestra atemporal.

Sin duda el segundo mejor Zelda, solo detrás de Ocarina of Time.

tuve que borrar cosas para que me den los 4.096 caracteres en cada comentario. xDDD

Creo que esta vez me excedí demasiado. mis más sinceras disculpas. :(

Una vez mas, te felicito, sigue así.

¡Un abrazo, amigo!

Ramonium dijo...

Hola, Emo-link. Gracias por leer y comentar... tres veces. De hecho, has hecho un análisis aparte al lado del mío. Y eso es genial, porque si algún visitante se pasa a echarle un vistazo a los comentarios, podrá ver otra opinión más xD

Al principio has dicho que no podías extenderte mucho, pero veo que al final no has podido resistirte... xD Pero es normal, Wind Waker es una obra maestra. Es un título por el que no pasa el tiempo, y sigue siendo tan genial hoy como en su día.

Te agradezco las anotaciones que has hecho, pero claro, también es verdad que hay tanto que decir sobre Wind Waker que si siguiéramos hablando de él terminaríamos mañana.

Comprendo que no tengas tanto tiempo para pasarte, no te preocupes. El blog está aquí para cuando te apetezca y tengas tiempo, así que no sufras. Sin compromisos.

Gracias otra vez por tu apoyo, compañero.

¡Nos vemos por 3DJuegos!

Ferdom dijo...

Ya sé que SNES es cuarta, Oddissey primera, Atari 2600 segunda, NES tercera y SNES cuarta. ¿Qué es lo que dije?

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger