jueves, 23 de julio de 2015

Análisis de La-Mulana — El necio creyó, cegado por su ignorancia, que era un hombre sabio

¿Conocéis esa sensación de vacío al terminar una obra maestra, esa que os dice que la gran aventura que acabáis de vivir no la volveréis a experimentar jamás? Eso estoy notando desde hace unas horas, momento en el que he terminado La-Mulana, ahora uno de mis videojuegos favoritos de todos los tiempos.

Este metroidvania tan sobresaliente, que puede permitirse el lujo de presumir de haberme gustado más que cualquier Metroid (incluyendo esa obra maestra de SNES, sí) es un juego muy poco conocido creado por unos pocos desarrolladores indie japoneses. Lo descubrí por casualidad buscando "los mejores metroidvanias que se han hecho" por Google, y tras ver un tráiler decidí descargármelo. Tras varias horas de juego me pregunté por qué no me había topado con él antes.

La-Mulana es una carta de amor a los fans de los juegos retro, sobre todo para aquellos que disfrutaban de los clásicos de aventuras lanzados para MSX, NES y las consolas de 16 bits. Sin embargo, a pesar de estar inspirado en esos juegos, puede disfrutarse plenamente hoy, aunque... su nivel de dificultad es muy, muy elevado. Y no hablo de la habilidad que exige (que también) sino de sus complicadísimos puzles, enigmas y rompecabezas.

Pero estoy hablando demasiado ya. Os dejo aquí el análisis, que creo que es uno de los mejores que he hecho... y espero que juguéis a La-Mulana en Wii, PC o PlayStation Vita. Y si podéis, elegid la versión de la portátil de Sony, la más completa (que salió hace unos pocos meses). Si tenéis cualquier cosa que hacerme saber, utilizad la caja de comentarios. Allá va:



La-Mulana

"El necio creyó, cegado por su ignorancia, que era un hombre sabio"



Plataforma: Wii, PC, PlayStation Vita.
Idioma: Español (PC, PSV), inglés (Wii).
Género: Aventuras y exploración (metroidvania).
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: 10 euros (WiiWare), 15 euros (PC), 15 euros (PSV, versión EX).
Desarrolladora: Nigoro.
Distribuidora: EnjoyUp Games (WiiWare), Rising Star Games (PSV)
Fecha de salida:

Japón: 21 de junio de 2011 (WiiWare), 13 de julio de 2012 (PC), 17 de diciembre de 2014 (PSV).
Estados Unidos: 20 de septiembre de 2012 (WiiWare), 13 de julio de 2012 (PC), 3 de marzo de 2015 (PSV).
Europa: 20 de septiembre de 2012 (WiiWare), 13 de julio de 2012 (PC), 4 de marzo de 2015 (PSV).
El profesor Lemeza Kosugi es un arqueólogo estadounidense de ascendencia japonesa que enseña en una prestigiosa universidad y que utiliza las técnicas ninja de su abuelo para explorar ruinas antiguas. Tras mucho investigar, encuentra las ruinas de La-Mulana, en las que al parecer está escondido el origen de todas las civilizaciones del mundo, e incluso el de la vida misma.



Muchos exploradores han entrado en La-Mulana para desentrañar sus secretos y conseguir sus tesoros, pero nunca ha logrado salir nadie de ahí, ni vivo ni muerto. De hecho, ni siquiera el padre de Lemeza, reputada autoridad mundial en Historia y Antropología, ha conseguido escapar de las ruinas.

Tras perder todo su equipamiento en un control del aeropuerto, el profesor Lemeza Kosugui está dispuesto a adentrarse en las peligrosas ruinas de La-Mulana. ¿Conseguirá resolver sus misterios y salir con vida de ahí?



La-Mulana es un título indie japonés muy poco conocido, pero de enorme calidad, por lo que es considerado un juego de culto. Sobresale en todos sus apartados y es una obra muy cuidada en todos los sentidos, hecho que ha llevado a que obtenga una impresionante puntuación de 87 puntos en Metacritic. Según sus creadores, fue desarrollado en parte porque hoy en día los juegos son demasiado fáciles. Por esa razón, es uno de los títulos comerciales más difíciles que existen, hecho que puede desanimar a algunos usuarios y agradar a otros.



Gráficos: 82

El apartado visual de La-Mulana no solo parece sencillo, sino que de hecho lo es. Sin embargo, la estructura simple de los gráficos de las diferentes salas del juego tiene una importante justificación basada en la jugabilidad: por la necesidad de investigar al máximo el entorno y que el jugador esté pendiente del más mínimo detalle, el mapa se divide por cuadrantes estáticos. De esta forma, es posible tener una visión de conjunto de cada zona, a pesar de que ese aspecto pueda parecer demasiado arcaico.



Sin embargo, a pesar de esa sencillez, el estilo pixel-art mostrado es bello y la ambientación es sensacional: no tiene mucho que envidiar a otros metroidvanias destacados como Castlevania: Symphony of the Night o Super Metroid en este aspecto. Los sprites de los jefes finales son impresionantes y sus batallas son un festival visual de estilo 16-32 bits. También hay mucha variedad de enemigos, hecho destacable teniendo en cuenta lo grande que es el mapeado.



La justificación histórica de las ruinas está muy lograda y los desarrolladores se han documentado bien para ofrecernos zonas inspiradas en la mayor parte de civilizaciones importantes de la historia de la Humanidad. La ambientación es tan buena que de verdad sentiremos que estamos visitando unas ruinas antiguas inexploradas.


Sonido: 90

Los instrumentos recuerdan a los escuchados en máquinas de 16 bits, pero su calidad es superior y la cantidad de pistas por melodía es bastante elevada. El compositor del juego, que forma parte de Nigoro, el estudio indie que ha hecho realidad La-Mulana, logra conseguir lo mismo que Michiru Yamane lograba en los títulos clásicos de Castlevania: a pesar de que estemos dando vueltas por una zona en concreto escuchando todo el rato una misma canción en bucle, nunca nos cansaremos de ella.

Las melodías logran ambientar muy bien las zonas, y hay una variedad considerable. De hecho, hay más de 60 canciones disponibles en la banda sonora, y todas son diferentes y se acoplan a la perfección a la zona o batalla que representan. Lo único que podría achacársele a las magníficas canciones de La-Mulana es que los instrumentos podrían ser reales, a pesar de que el estilo retro se habría perdido de esa forma, aunque en este caso hubiese sido para mejor.

Los efectos de sonido son buenos y adecuados, y cumplen una de sus principales funciones: avisar cuando ocurre algo importante. Quizá se habrían agradecido algunas voces más de las que aparecen.

La música es sensacional y de hecho no tiene nada que envidiarle a la escuchada en los títulos de los metroidvanias más famosos. Basta con escuchar estas muestras para apreciarlo:






Jugabilidad: 94

Antes de nada, hay que dejar claro que La-Mulana no es un juego para todo el mundo. Su nivel de dificultad es enorme, extremadamente elevado, solo asequible para personas no solo con una gran habilidad, sino (y esto es lo más importante) con capacidad de observación, inteligencia y perseverancia. La-Mulana exige al jugador mucho más que los demás videojuegos: al igual que un buen arqueólogo al estilo de Indiana Jones, el usuario no solo ha de ser capaz de derrotar enemigos, superar peleas y superar desafíos plataformeros, sino que ha de saber pensar.



Algunos de los enigmas más crípticos de la historia de los videojuegos pueden encontrarse en La-Mulana. Hablamos de rompecabezas tan enigmáticos y difíciles que logran superar a algunos de los más complicados que se han visto en las aventuras gráficas clásicas más infernales. ¿Por qué ocurre esto? Porque La-Mulana consigue lo que se propone: convierte al usuario en un arqueólogo de verdad. 

A menudo, un lápiz y un cuaderno serán nuestros mejores (esenciales) aliados para anotar las diferentes pistas e indicios que hay repartidos por todas las ruinas. Para que el jugador logre superar con éxito este título, tendrá que dedicarle muchas horas a los enigmas, y esta es una de las cosas que hacen a La-Mulana grandioso: hay que tomárselo no como un videojuego, sino como nuestro trabajo: somos arqueólogos y estamos explorando unas ruinas antiguas, con todo lo que eso conlleva. De hecho, el ordenador portátil que el profesor Lemeza lleva a cuestas (un MSX) nos permite instalar diversas aplicaciones que tienen utilidades imprescindibles en las ruinas, como ayudarnos a descifrar los jeroglíficos o visualizar mapas, por ejemplo.



La jugabilidad, de hecho, se desarrollará incluso cuando la consola esté apagada. Intentaremos descifrar los enigmas delante de nuestra libreta, pensaremos en ellos durante la hora de comer e incluso nos levantaremos en mitad de la noche a encender el juego porque se nos habrá ocurrido la solución a un puzle de repente. Y lo mejor es que aunque casi todos los enigmas sean muy difíciles (pongo especial hincapié en ello), nunca son imposibles de resolver sin ayuda externa. Todos tienen sentido, en todos los casos se ofrecen pistas suficientes y el jugador siempre puede alcanzar su solución sin la necesidad de recurrir a guías. Que de hecho, aunque en un montón de foros podáis leer que es imposible superar La-Mulana sin guías, insisto en que eso es completamente falso (y puedo dar fe de ello). El juego es muy complicado, pero jamás es injusto y las soluciones siempre pueden alcanzarse. Requiere pensar mucho fuera de la caja y los enigmas se alejan un montón de a lo que estamos acostumbrados en los videojuegos (toda esa experiencia en títulos como Zelda no sirve aquí de nada), pero eso no es problema alguno: todo tiene sentido y los desarrolladores nunca son injustos.

Las ruinas son enormes, gigantes, y como estamos ante un metroidvania, tendremos que dar muchos rodeos y explorar numerosas estancias, más teniendo en cuenta que aquí hará falta en más de una ocasión revisar las pistas de las primeras zonas para resolver ciertos puzles. Y es que no solo el trasfondo del juego está desperdigado por todas las ruinas en forma de tablillas y tendremos que prestarle atención a sus grabados para entenderla (como ocurre con Metroid Prime), sino que La-Mulana funciona como un todo. Resolver un enigma en una zona del principio puede servir para abrir un camino en una del final y viceversa. De la misma forma, una pista de la entrada puede ser esencial para resolver un misterio de las profundidades de las ruinas.



El título se inspira en Super Metroid a la hora de esquematizar la exploración: dado que al profesor Lemeza le requisaron el equipo en el aeropuerto (guiño absoluto al género), nos las tendremos que ingeniar para encontrar objetos en las ruinas que nos ayuden a acceder a nuevas áreas, ser más poderosos o derrotar a ciertos tipos de enemigos. Como ocurre en el clásico de Super Nintendo, los ítems nos ayudan a acceder a caminos nuevos que a su vez nos llevan a otros puzles.

Eso lleva a pensar que La-Mulana quizá sea uno de los videojuegos más difíciles de todos los tiempos: no solo exige habilidad y dotes de exploración, sino un buen cerebro para superar sus crípticos enigmas. La sensación de que siempre estamos atascados nunca nos abandona, pero eso lleva a que nos veamos obligados a razonar para superar los puzles. Sin embargo, el juego castiga mucho al jugador por no ser lo suficientemente hábil o listo, pero también lo premia por hacer las cosas bien: y es que, como buenos arqueólogos, hemos de estar atentos a las trampas del juego, ya que si resolvemos mal un puzle, sufriremos las consecuencias muriendo o sufriendo daños. Sin embargo, el 99% de esos trucos se pueden predecir: si nos paramos a pensar y a reflexionar antes de actuar, tras haber estudiado bien el entorno, como buenos arqueólogos, no caeremos en las trampas y superaremos cada enigma que se nos ponga por delante con éxito.



Todo esto lleva a que quizá sea uno de los títulos más hardcore del mercado. Está el jugador solo frente al "mayor misterio de la historia de la Humanidad", que como buen arqueólogo tendrá que descubrir y resolver. Por esa razón hay grandes referencias a la mitología de numerosas civilizaciones, todo tras un excelente trabajo de documentación por parte de los desarrolladores.

La-Mulana, además, explota como pocos el concepto de mundo abierto absoluto en el 2D: dado que hay tantas partes abiertas desde el principio, cada partida es diferente y cada usuario se atascará en cosas distintas. No hay ningún tipo de hilo fijado: lo importante es llegar hasta el final y descubrir los secretos. El orden en el que lo hagamos y la forma es lo de menos.


Duración: 100

Se considera que un metroidvania de 15 horas es un juego muy largo. Entonces, ¿cuántas horas ofrece La-Mulana para llevarse una puntuación perfecta en duración?

Pues... un mínimo de 40 horas. Sí, tal cual. Y eso no es una exgeración: algunos usuarios admiten haber invertido cifras superiores a las 80 para explorar todos los recovecos de las ruinas y verlo absolutamente todo. Sin embargo, las speed-runs se superan en menos de 20 horas. ¿Por qué sucede esto? Básicamente, porque resolver los puzles requiere mucho revisitar, mucho investigar, mucho detenerse a observar y analizarlo absolutamente todo. Evidentemente, si esa tarea ya está hecha (como ocurre al rejugar), se llega al final mucho antes.



Con una mente privilegiada y una gran habilidad (las dos cosas) el juego puede llegar a terminarse en menos de 40 horas, pero el resto de los mortales necesitará al menos 50. O tal vez más. Es una de las características de La-Mulana: el tiempo que necesite cada usuario para acabarlo depende solo de él. No hay una cifra estándar, sino cerebro y reflejos.

Por otra parte, esta obra posee un modo difícil (solo si hablamos de enemigos, no de puzles) y la posibilidad de ser rejugada de diferentes formas, por lo que la cantidad de horas que se le pueden dedicar puede elevarse muchísimo. Hablamos de un metroidvania que puede llevarnos más tiempo que muchísimos RPG.


Innovación: 88

¿Cómo puede un metroidvania en 2D tener una nota tan alta en este apartado? Porque logra lo que sus desarrolladores buscan: evolucionar el mundo de las aventuras en dos dimensiones. Nigoro explica que siente que con el nacimiento de los videojuegos 3D se ha estancado la reinvención y desarrollo de los títulos en 2D, por lo que decidieron crear La-Mulana para seguir con ese proceso.



Es cierto que la inspiración en los títulos clásicos está ahí, y ciertamente veremos muchísimos guiños no solo a Metroid o Castlevania (el arma básica de Lemeza es un látigo, por ejemplo), sino a las aventuras de MSX, como The Maze of Galious, juego que podría considerarse "abuelo" de La-Mulana. Nigoro quiere que volvamos a finales de los 80 y a principios de los 90 con su obra, a esos momentos en los que no había Internet y nadie nos iba a ayudar ante títulos ciertamente infernales.

Su fantástica combinación de plataformeo y exploración con enigmas de lo más ingeniosos convierten las ruinas de La-Mulana en una especie de puzle gigante: uno por el que nos perderemos una y otra vez, dispuestos a sorprendernos con lo que veremos a continuación.



Puntuación final: 94

La-Mulana es una obra maestra de los juegos independientes que todo fan de los títulos retro debe jugar. Es una auténtica desgracia que sea tan poco conocido, en parte quizá no solo por haber nacido de la mano de un estudio japonés enano, sino por estar enfocado a un público exigente, alejado de los estándares de la industria de hoy.

Su elevado nivel de dificultad (quizá el más alto que podemos encontrar en una obra comercial) lo aleja de las audiencias casuales, pero lo convierte en esa joya retante que muchos piden y prácticamente nadie da. La-Mulana es un sueño hecho realidad, una de las aventuras más grandes que puede vivir cualquier jugador y un título sobresaliente en todos los sentidos.

Si buscas un título que te rete al máximo, en el que seas el absoluto protagonista y que te absorba como pocos, debes probar La-Mulana. Sin embargo, su dificultad no es apta para todo el mundo. Está enfocado solo para usuarios con inteligencia y ganas de disfrutar de una inolvidable aventura.

17 comentarios:

Azure dijo...

Lo he leído de forma algo superficial, que me interesa bastante el juego, pero mucho más el llegar intacta al mismo.

Qué puedo decir, solo con lo que me contabas del mismo ya me daban ganas, pero ahora con este análisis, y la reciente opinión breve de Beet Beat Bit, quien lo considera el mejor Metroidvania jamás creado (en el sentido de ser un conjunto general con identidad, no una valoración de cada apartado de forma individual), pues ya no quedan dudas, así que soltaré el dinero apenas lo encuentre a un precio accesible.

Buen trabajo con el hype, seguramente te lo acabe agradeciendo.

Ramonium dijo...

Hola, Azure. Gracias por echarle un vistazo y comentar.

¿Quién es Beet Beat Bit? ¿Un youtuber? Lo investigaré.

Estoy convencido de que amarás este juego. Es una obra maestra indie que desgraciadamente no se conoce mucho, y por mi parte se ha convertido en mi metroidvania favorito. De todos modos, no hay spoilers en el análisis, así que no te preocupes.

Me gustaría conocer tu opinión cuando lo vayas jugando. También me gustaría saber dónde te quedas la primera vez que te atasques (que en algún momento pasará, ya verás xD)

Nos seguimos leyendo.

Azure dijo...

Pues... podría decirse que es un Youtuber, es la faceta más conocida que tiene (a pesar de que cuenta con pocos videos), aunque personalmente me fijo más en lo que publica en su blog (análisis breves y comentarios sobre discografías), así como en su twitter.

Se encarga de analizar videojuegos desde una perspectiva artística, donde todos los elementos de diseño en el mismo contribuyan (o no) a darle forma al mensaje, no solo hacer de fondo y acompañar la experiencia jugable (como ocurre tan a menudo).

De hecho, consiguió lo que creía imposible, que fue hacerme reconsiderar muchas de las propuestas narrativas que tiene Ocarina of Time, dándome cuenta que es un juego bastante más complejo de lo que aparenta a simple vista. Así se demuestra, una vez más, que lo que menos importa en un videojuego, a nivel argumental, es el guión (en el sentido del texto como comunicador de las ideas, el diálogo y las palabras), pues se trata, precisamente, del método más vacío y simplista para comunicar en un medio 'interactivo'.


Sobre el análisis, aunque no hayan spoilers, prefiero llegar sin saber absolutamente nada, ni siquiera de la música o el apartado visual.

Quizá sea injusto por mi parte, pero desde hace muchísimos años que no me pongo a jugar algo sin saber absolutamente nada (más allá de la gran calidad que tiene), por lo que veo aquí una oportunidad perfecta para vivir algo, básicamente, desde cero.

Y sí, evidentemente te haré llegar mi opinión de algún modo apenas lo termine. ¡Saludos!

Ramonium dijo...

Entiendo... bueno, pues ya me contarás cómo te va en el juego. Tengo curiosidad.

Ya encontré su blog y su canal tras buscar un poco. Cuando pueda le echaré un vistazo a sus publicaciones, puede ser interesante.

Todo esto me hace preguntarme si quizá debería hacer también vídeos... aunque yo sea de prensa escrita. En fin, ya veremos.

Daninokuni dijo...

No me llamaba, y a medida que he ido leyendo... me ha interesado todavía menos. ¿Que los juegos de antes eran más difíciles? Ja, que tópica más erróneo. Lo que pasa es que antes era más común el "Haz algo concreto, no te voy a decir qué.", y eso más que dificultad es coñazo.

Ya jugué Guacamelee para saber que un Metroidvania no tiene que ser Metroid ni Castlevania para ser buenísimo, aunque este juego... me da que no me gustaría, me da que lo dejaría al rato...

Acabo de revisar, y puedo conseguirlo legalmente para Steam de la forma que ya te comenté. Lo estoy pensando. Realmente creo que este juego... no sé, me está dando rabia y asco a la vez, y no entiendo muy bien cómo un análisis que lo está elogiando ha conseguido hacer que piense así.

Ramonium dijo...

Es uno de los juegos más difíciles que existen. Si no te gusta tener que buscarte al máximo la vida, no te va a gustar. Nadie te va a ayudar o guiar en La-Mulana.

Tiene enigmas más difíciles que cualquier aventura gráfica clásica, que ya es decir. Además, creo que no tienes la paciencia necesaria para superar los enigmas que propone. Hay que pensar muchas horas y hay que tener paciencia (es el metroidvania que más te obliga a recorrer las zonas una y otra vez).

Es un juego maravilloso, pero no creo que sea para ti. Probablemente dirías que se pasa con los enigmas y que tantísima exigencia se te haría aburrida.

Es una obra maestra, pero te tiene que gustar atascarte y no superarlo todo con facilidad. Te obliga a pensar muy fuera de los convencialismos de los videojuegos. No verás puzles como estos en ningún otro sitio. Ni ningunos que te exijan tanta paciencia. Sin embargo, la dificultad no es artificial, sino real. Y requiere completa dedicación, y no estoy exagerando.

Has de recopilar pistas y estudiarlas, como un verdadero arqueólogo. Y no es una mera simulación. La forma de jugar se asemeja bastante a esa tarea.

En cualquier caso, gracias por leer. Es MUY, muy bueno, hasta el punto de que es uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, pero creo que no es para ti. Más sabiendo que ya desde el principio no te atrae.

Umu Dabrutu dijo...

Este juego ha conseguido convertirse en mi título favorito de todos los tiempos, incluso por encima de joyas como Xenoblade. Cuando empecé a jugarlo no me esperaba ni por un instante que resolver los puzzles sería TAN divertido y gratificante, tal vez por su complejidad, tal vez por su variedad... No lo sé. El caso es que he disfrutado como con muy pocos juegos, así que Nigoro se ha ganado una fan, desde luego. Esa panda de sádicos debe darnos lo mismo o mejor en La-Mulana 2, y creo que podrán hacerlo.

Muy buen análisis: creo que defines a la perfección lo que es este juego, especialmente en lo relativo a la dificultad.

Ramonium dijo...

Muchas gracias por leer y comentar, Dragón de Vainilla.

No ha llegado a ser mi juego favorito, pero sí que está cerca de ello. Jugarlo contigo ha sido divertidísimo, y la verdad es que estoy ansioso por que salga La-Mulana 2.

McFadyen Sara dijo...

Una preguntilla Ramonium, ¿el juego tiene mapa? El mapa típico de un metroidvania, que como no, lo tiene Metroid, Castlevania e incluso Unepic. Estoy viendo un gameplay y eso de no tener un mapilla para echarle un vistazo de vez en cuando es muy lioso... aunque tiene buena pinta (¿está en español...? xD).

Lo que menos me gusta es el nombre... xD

Ramonium dijo...

Sí, claro que tiene mapa, como he comentado en el análisis. Sin embargo, antes debes encontrarlo en la zona en cuestión, como en Metroid. Sin mapa, este juego sería imposible, y no solo por la orientación, sino porque es necesario para algunos puzles xD

Está en español en Steam y PS Vita. En WiiWare está solo en inglés. Si tienes la portátil de Sony, hazte con esa versión, que trae un extra que en Steam es un DLC.

Es un juego muy difícil, eso sí. No en lo jugable, sino en los enigmas. Así que tendrás que echarle mucha paciencia. Pero si te gustan los buenos metroidvanias, no te decepcionará.

Muchas gracias por tu tiempo.

PD: ¿Qué tiene de malo el nombre, por cierto? xD

McFadyen Sara dijo...

Solo leí el análisis una segunda vez y te juro que no encontré lo del mapa... xD Y me encantaría jugarlo en portátil, pero no tengo PsVita (en ordenador me mata, por mucho que tenga mando). Bueno, a ver si en navidades puedo hacerme con él y lo juego... aunque si es muy, MUY difícil, creo que lo abandonaré de inmediato (me gusta la dificultad, pero no me gusta que sea tan difícil que me agobie y me aburran los juegos xD).

Es que el nombre... La Mulana... mmmm, no sé, no me gusta nada... podrían haberle puesto otro título xD

Ramonium dijo...

Es muy difícil porque exige dedicación plena y pensar mucho (lápiz, papel y pensamiento lateral), pero no es imposible. En lo jugable también es difícil, pero es asequible. No es lo suficientemente complicado como para que te atasques en un jefe, aunque el juego sea exigente.

Pues bueno, ya me contarás qué te parece. A ver si te gusta.

Ferdom dijo...

No sé si me gustará, pero lo probaré. Lo pondré en la lista de deseados de Steam para ver una oferta (nunca he pagado tantísimo por un juego en Steam xD, creo que el máximo fue 7) Eso si, tampoco voy a pedir mucho, con que tenga oferta me lanzaré, si lo recomiendas tanto es por algo. Y la verdad es que no muchos puzles me han sido difíciles, podría ser interesante. Eso sí, espero que no sea la típica exageración, que hay muchos llorones por ejemplo con la saga Souls y mi hermanito pequeño se ha pasado Demons y Dark sin dificultades. La cosa es que le acostumbro a jugar juegos, no pasillos ligeramente interactivos.
Lo que me preocupa la verdad no es la habilidad necesaria, si no los puzles xD.

Esta vez no sé si buen análisis, nunca lo he jugado xD.
Por cierto, ¿cuánto tiempo le sueles dedicar a los análisis?

Ferdom dijo...

Acabo de mirarlo, en las ofertas de verano estuvo -67%. Lloro.

Ramonium dijo...

No, La-Mulana no es una exgeración. Es el juego comercial más difícil que he jugado. Es el primer título en años que me ha retado de verdad. De hecho, algunos medios le han bajado la nota "por ser demasiado difícil", a pesar de que el juego ya te avisa de antemano.

En lo jugable (plataformeo, exploración) no es un paseo, pero cualquiera se lo puede pasar. Lo que son difíciles son los puzles, como ya he comentado. Hay hasta un puzle de criptografía, para que te hagas una idea xD

Básicamente, no he visto ningún juego que te obligue a usar el lápiz y el papel para anotar pistas y mensajes crípticos con el objetivo de relacionarlos. Es uno de los mejores metroidvanias que se han hecho, y se ha convertido en uno de mis juegos favoritos.

En fin, tengo curiosidad por saber cómo te va con él cuando lo juegues. Ya me contarás.

¿Tiempo que dedico a los análisis? Es relativo. Depende de sus apartados. Darle formato y revisarlo me ocupa una hora normalmente, y escribirlo entero suele ocuparme dos. Así que échale alrededor de tres horas, a veces una más o una menos.

Muchas gracias por leer y comentar.

PD: La traducción en español es algo mala, así que si puedes, hazte con él en inglés.

Ferdom dijo...

A todo el que le interese, está hasta el lunes de oferta por 5€ en Steam.
Yo lo voy a comprar.

Ramonium dijo...

¡Gracias por avisar! Voy a ponerlo en Twitter para que más gente lo vea.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger