viernes, 31 de julio de 2015

Análisis de Mother 3/EarthBound 2 — Una crítica dramática e irónica

Mother 3 no solo es la última entrega de esta saga que no habría sido conocida en Occidente de no ser por Super Smash Bros. y un simple juego protagonizado por un niño asustadizo llamado Lucas. También es una parodia de los RPG que toca temas muy serios con muchísimo humor e ironía. Asuntos como la psicología humana, el capitalismo y el dualismo entre naturaleza y tecnología son tratados con naturalidad en esta obra, llena de mensajes y simbolismos que hacen pensar al jugador.

Por esa razón, es un título que no es para todo el mundo, cosa que ocurre todavía más que con su predecesor, que se limitaba, sobre todo, a hacer una enorme parodia de los RPG: EarthBound, que fue analizado hace unos meses en este mismo blog.

Esta obra maestra de los videojuegos, a pesar de cojear un poco en algún apartado, triunfa por su gran mensaje y su capacidad para implicar al jugador. Sin embargo, por sus escasas ventas y por no haber salido nunca de Japón, es un título de culto poco conocido.

Si tenéis cualquier cosa que hacerme saber, no dudéis en emplear la caja de comentarios para ello. Os dejo aquí el análisis. Espero que os guste:



Mother 3

"Una crítica dramática e irónica"

Plataforma: Game Boy Advance.
Idioma: Japonés, español (traducción fan).
Género: RPG.
Multijugador: No.
Online: No.
Precio: Alrededor de 70 euros (de segunda mano).
Desarrolladora: Hal Laboratory, Brownie Brown.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 20 de abril de 2006.


Estados Unidos: -


Europa: -


La tercera y última entrega de la saga Mother nos lleva a las Islas Ningunaparte, pobladas por pequeños grupos de habitantes. Entre las personas que viven en ellas reside una familia feliz, protagonista de esta historia: el padre es Flint, el fortísimo sheriff de la aldea en la que viven. La madre es Hinawa, una mujer dulce que ama a sus niños y a su marido. Los dos hijos del matrimonio son gemelos: Claus es un chico valiente, y Lucas, en cambio, es tímido y miedoso.



Tras la aparición del ejército de los Puercaretos y los disturbios causados por ellos, la familia sufrirá varios incidentes que provocarán la madurez forzada de Lucas y que muchos personajes se embarquen en una peligrosa y extraña aventura en la que nada es lo que parece. La pequeña aldea Tazmily nunca volverá a ser lo que era, y los cambios que van a sucederse progresivamente en ella cada vez serán más evidentes.

Así, en este RPG protagonizado por muchos personajes distintos que utiliza el ritmo de las canciones como base jugable para realizar los combates, hay escondida, de forma muy sutil, una profunda crítica social, en parte dedicada a la sociedad japonesa, al consumismo, al capitalismo y a la explotación destructiva de los recursos naturales.



Mother 3, al no haber salido de Japón, es muy poco conocido en Occidente, y lo poco que se sabe de este título por parte del gran público procede de Super Smash Bros., en el que Lucas es un personaje manejable y New Pork City es un escenario jugable en Brawl. En su país de origen tuvo un éxito moderado en ventas y triunfó entre la crítica. Por sus características y recepción es considerado un juego de culto.


Gráficos: 62

Gráficamente, Mother 3 es mejorable. Los sprites son muy simplones, a pesar de que el juego se lanzó en 2006. Es un poco vergonzoso ver que un título lanzado cinco años antes, como Golden Sun, le supere muchísimo en este sentido. Los gráficos son incluso más simples que los de Pokémon Rubí y Zafiro, que ya de por sí son sencillos.



De todas formas, la calidad visual es lo de menos en Mother 3, sobre todo porque el apartado técnico se apoya, en parte, en el estilo artístico de la franquicia, que busca basarse en ambientes simples y en personajes vestidos con ropas "comunes". A pesar de ello, la excusa no es suficiente: tanto los escenarios como los combates podrían ser más vistosos gráficamente, sobre todo porque los últimos podrían ser más que simples enemigos estáticos con fondos psicodélicos, y los ataques podrían tener efectos más trabajados. El parecido gráfico con Pokémon es más que evidente, y Mother 3 bebe demasiado del aspecto técnico de su predecesor, lanzado para SNES: EarthBound.


Sonido: 79

La banda sonora compuesta por Shogo Sakai es bastante buena, y algunas piezas son increíblemente memorables. Es variada, (encontramos un montón de estilos y melodías diferentes adaptadas muy bien a cada situación) e incluso el apartado sonoro adquiere mucha importancia en la jugabilidad. En los combates es necesario prestar atención a la melodía para poder hacer combos: con el ritmo de ellas, si pulsamos el botón A en el momento justo, podremos hacer más daño. A pesar de esta importancia jugable que tienen las canciones, la música no es tan épica como la de otros juegos y los instrumentos recuerdan un poco a los de Pokémon (de hecho, es sencillo reconocer algunos de dicha saga entre las melodías).

En la OST hay referencias y guiños musicales a Mother 1, EarthBound y a la cultura pop, como buen juego de su saga que es.

Lamentablemente, es imposible no darse cuenta de un detalle de la OST: a pesar de tener muchos temas de combate, curiosamente solo los primeros jefes tienen su propia canción de batalla. Da la impresión de que en un principio se quiso dotar a cada uno con su propia composición, pero que lo acabaron dejando por pereza, falta de tiempo o por el motivo que sea. Y eso, en 2006, es algo que no se perdona.

En resumen: la banda sonora es de una calidad innegable por la gran cantidad de melodías buenas y adecuadas que hay, pero faltan temas épicos que puedan darle un último toque, además de canciones de batalla personalizadas para todos los jefes y menos composiciones genéricas. Podría haber habido bastante más esfuerzo, pero la banda sonora es buena. En la época de la SNES habría sido una OST perfecta, pero a día de hoy hace poco más que cumplir.

Pongo aquí algunas canciones de la banda sonora:






Jugabilidad: 85

El esquema del juego se basa, sobre todo, en su genial historia dividida por capítulos, que engancha desde el principio sin remedio alguno. Eso lleva a que la estructura sea más lineal que EarthBound, pero también consigue que el mensaje de Mother 3 sea muy eficaz.

El avance por las localizaciones es muy divertido, sobre todo por la gran cantidad de detalles absurdos que hay y la originalidad constante: nunca sabremos qué será lo próximo con lo que nos vamos a encontrar o qué va a ocurrir.



Si hablamos de las batallas, los combates son algo mejorables, ya que se basan mucho en el estándar por turnos ya obsoleto de la saga Mother desde la NES. Es cierto que cuando se consiguen cuatro personajes los enfrentamientos se vuelven muy entretenidos e incluso estratégicos, pero cuando se controla solamente a uno o dos las peleas son extremadamente simplonas, y el sistema de combos, a pesar de que es muy original, es complicado de dominar. Además, si uno consigue aprovecharse de ciertas mecánicas de los combates del juego, el jugador puede acabar siendo casi inmortal contra algunos enemigos. Sin embargo, gusta que los monstruos sean duros de pelar, la utilización de los combos rítmicos y que las estrategias de combate se basen en la utilización del PSI y los objetos. Mother 3 tiene combates complejos, pero a su manera; manejaremos a muchísimos personajes a lo largo de la historia, cosa que nos aportará variedad a lo largo del juego.



Es innegable que muchos aspectos relacionados con los batallas son mejorables, y también habría que revisar a dos de los cuatro personajes principales, que son totalmente incapaces de utilizar el PSI: terminan siendo un poco inútiles a medida que se avanza en el juego, y al final se acabarán limitando al uso de objetos para apoyar a los otros dos.

La curva de dificultad es realmente buena. El juego es siempre retante, y nos costará algo de esfuerzo derrotar a algunos jefes: será necesario que utilicemos estrategias, como en ciertas partes de Golden Sun.



Nunca es repetitivo, no hay nada de relleno y todo lo que hay en Mother 3 merece ser jugado. Eso se agradece, y no es común en los juegos de este género que esto sea así: a causa de la originalidad constante y las mil sorpresas que el juego nos ofrece, nunca llega a aburrir a nadie y engancha con una facilidad increíble, sobre todo a partir de la primera mitad del título. A pesar de ser una obra algo lineal, eso no se nota especialmente ni molesta durante la partida ya que realmente es esencial para la trama; básicamente, está muy bien llevado todo.

Si los combates fueran de gran calidad (que no son malos, pero sí mejorables), Mother 3 sería casi perfecto jugablemente hablando.


Duración: 85

El juego dura, aproximadamente, entre 25 y 30 horas, dependiendo siempre del usuario y de su capacidad para entretenerse con todo lo que se encuentre, cosa que siempre vale la pena en Mother 3. Es una duración decente para un RPG, aunque probablemente sea la justa y la adecuada para un juego como este.



A pesar de ser la autonomía del título más que aceptable, al ser un RPG común no es un juego rejugable, al menos no hasta pasada una temporada desde la primera vez que el usuario lo termina. Mother 3 es como un buen libro que, tras leerlo, dejamos en una estantería varios meses antes de volver a cogerlo de nuevo con las mismas ganas que antes.


Innovación: 96

En lo único en lo que Mother 3 ha arriesgado poco es en el sistema de combate clásico de la saga. A pesar de ello, hay innovaciones ahí también: se han añadido los combos rítmicos, cosa que no se ve en otros juegos; utilizando la melodía de fondo, debemos pulsar A en el momento justo para hacer más daño, utilizando su ritmo musical. En EarthBoud, eso no existía, y los combates eran algo más sosillos.



Se mantienen todas las características esenciales de la trilogía Mother, pero se ha dado una vuelta de tuerca a todo el conjunto del título: en cuanto a originalidad, Mother 3 no podría ser mejor. Es un juego raro, inventivo y que siempre es capaz de sorprendernos. Aunque uno sea un jugador que ha jugado a infinidad de títulos y que se cree que lo ha visto todo, Mother 3 siempre es capaz de sorprender, incluso en la línea argumental. Aunque la persona que juega esté acostumbrada a adelantarse a los acontecimientos de la trama por haber jugado a un montón de títulos, rara vez lo conseguirá con esta gran obra jugable.

No puede saberse qué ocurrirá en el siguiente capítulo hasta que se juega porque todo es raro; las situaciones, los enemigos, las conversaciones, el argumento... Mother 3 es un derroche total de imaginación. No hay ningún juego como este, y su capacidad para tratar auténticas desgracias de forma cómica y sin que quede macabro ni de mal gusto demuestra su gran originalidad y buen hacer. Puede decirse que es un drama humorístico en toda regla.



De la misma forma, que apueste por el tratamiento de temas tan serios y la sátira con un recubrimiento amistoso convierte Mother 3 en una rareza dentro del mundo de los videojuegos. Las "incoherencias coherentes" están siempre a la orden del día, pero sin resultar forzadas o ridículas, sino todo lo contrario: definitivamente, nunca se ha visto nada así antes.


Historia: 99

No se llega nunca a comprender qué es lo ocurre exactamente. No, hasta que el jugador se acerca al final del juego. Simplemente, uno se siente dirigido por una fuerza mayor, y actúa siguiéndola. A pesar de ello, el argumento siempre es misterioso, intrigante y complejo: todo está lleno de simbolismos y actuaciones en concreto por parte de los personajes (reacciones, actitudes, emociones) que no dejan indiferente a nadie.

La historia del juego es sublime, realmente genial. Es complicado hablar más de ella sin spoilear contenidos, pero puede resumirse en que logra ser siempre trágica, pero manteniendo el sentido del humor. Hay momentos capaces de tocar el corazón del usuario, cosa que pocos títulos son capaces de hacer. Aunque al principio parezca que nada tiene sentido, todo va cobrando lógica a medida que se llega al final y sus piezas encajan a la perfección. Mother 3 consigue que el jugador se acabe sintiendo implicado en la historia del juego.



Además de todo esto, Mother 3 esconde una profunda crítica social, que solamente serán capaces de percibir los jugadores más mayores y/o avispados, ya que requiere cierta madurez comprenderla. Lo lógico es no parar de preguntarse el porqué de todas las cosas a lo largo de todo el juego, y al final se acaba descubriendo una gran conspiración; la brillantísima historia creada por el genio japonés Shigesato Itoi puede mantener maravillado a cualquiera.

Sin duda, Lucas vive una historia llena de pérdidas y de desgracias, poco aguantables para cualquiera. Mother 3 hace que sea muy sencillo admirar a ese niño rubio que parece un simple crío llorica que lucha en Smash.



Probablemente, Mother 3 tiene el mejor hilo argumental de todo el catálogo de GBA, y con diferencia. Su estilo es parecido al de una buena novela satírica, pero logrando implicar al jugador desde detrás de la pantalla. Pocos videojuegos, series, libros y películas tienen una historia tan increíblemente buena como la de este título. Sin duda, la cuidadísima trama y los curiosísimos personajes son los mejores puntos de este curioso RPG.



Puntuación final: 90

A pesar de que el apartado gráfico esté desfasado, Mother 3 se nos muestra como un título realmente brillante en lo que a historia e innovación se refiere, teniendo, además, una mecánica enganchante y siempre divertida.

Aunque sea uno de los mejores juegos de la consola, a diferencia de otros como Golden Sun, no es una obra que pueda gustar a todo el mundo. Mother 3 exige del jugador, a diferencia de otros títulos. Una persona común no será capaz de apreciar este juego, pero un usuario habitual probablemente lo amará con locura.

Mother 3 se ama o se odia. Es un verdadero juego de culto, que apuesta por temas diferentes a lo habitual y que explora terrenos poco tocados por el medio. Si uno es un gamer habitual, probablemente le parecerá un título brillante y profundo. Si no es así, tal vez a la persona en cuestión no le parezca mucho más que una paranoia sin sentido con chistes de por medio. Al fin y al cabo, eso dependerá de cada uno.

8 comentarios:

Daninokuni dijo...

Lo jugué unas 10-15 horas en el emulador, ya lo sabes.
Ese aire que tiene es único y lo sumergía en un mundo divertido. Esa absurdez y esa sátira eran eficaces, y daban motivos para jugar.

Sin embargo, cuando tuve que pasarme tres mazmorras largas de relleno, o bueno, en las que no pasaba nada mientras las hacías, y cada vez que comenzaba un nuevo combate aleatorio... no pude soportarlo. No podía soportar esos encuentros aleatorios, eran demasiado aburridos, frustrantes, como si todos fueran jefes. No era divertido, así que lo acabé dejando.

De todos modos, no lo deseché totalmente, así que algún día igual le vuelvo a dar una oportunidad. Claro que cada vez que me lo planteo pienso en esos combates aleatorios y me arde el pecho, y pienso "Dios, no, no tengo ganas de eso."

Ramonium dijo...

Ciertamente, el sistema de combate puede mejorarse bastante. Si lo afinaran, sería uno de los mejores RPG de la historia, en mi opinión.

El sistema de combate está un poco obsoleto, ya que se apoya demasiado en el de los originales. Es una pena que un juego tan único y divertido falle en eso, la verdad.

Yo no pienso que Mother 3 tenga relleno, pero puedo entender por qué opinas eso: en algunas ocasiones hay bastantes batallas. En fin, yo te animo a que vuelvas a darle una oportunidad, porque lo cierto es que el final del juego es realmente espectacular.

Muchas gracias por leer y comentar.

Azure dijo...

Dependiendo del enfoque que haga, puedo llegar a dos conclusiones radicalmente opuestas con Mother 3.

Por un lado, separando sus apartados y haciendo un análisis técnico, me da un juego mediocre. Todo es apto a ser subjetivado, hasta la trama, que tiene un guión endeble, incapaz de comunicarse igual de bien que como lo hace su estilo visual.

Pero si la perspectiva es más artística, que es como prefiero entender a los videojuegos, asumiendo todos sus elementos como parte constitutiva de 'la obra en su totalidad', la cosa cambia radicalmente, para pasar a ser uno de los mejores juegos de la historia, o mínimo, uno de los mejores JRPG.

Earthbound era un juego carismático con tendencias marcadas: un trabajo de diseño que dejaba en ridículo a sus contemporáneos, una trama que se potenciaba al renunciar a la mera idea de 'fórmula narrativa', una obra de autor plena en una época donde esto no era lo común.

Mother 3 evoluciona en todo, siendo la mayor manifestación del realismo mágico que haya visto representada en un juego, o mínimo en el género del rol.

Todo aquí, incluidas sus carencias, nutre al acabado final, siendo poesía rolera de casi treinta horas de duración. Un fluir constante de estilo, identidad e imaginación.

Si bien no se apropia de la interacción para comunicar con aún más fuerza, es una obra que sabe sacarle partido a todos sus elementos, especialmente audiovisuales, supliendo cualquier falla posible en la parte escrita. Es increíble.

Sin lugar a dudas se trata de una de las mejores sorpresas que he tenido este año, y en gran medida fue por tu análisis anterior, el de Earthbound. Te lo agradezco enormemente.

Y por supuesto, muy buen análisis.

Ramonium dijo...

Entonces, ¿finalmente lo jugaste? ¿Lo terminaste entero?

Como ya te comenté, Mother 3 no solo es el mejor título de su saga, sino que... es un videojuego único, increíble. El impacto que causó en mí fue enorme y lo vi como una auténtica obra de arte, y al mismo tiempo... algunos de sus momentos me hicieron reír tanto que casi no podía conmigo mismo. Su conjunto es maravilloso, lleno de "humor negro blanco", y la sátira está siempre presente dentro de él.

Es una pena que no haya llegado todavía a Occidente, porque es un título maravilloso que más gente merece jugar.

Yo no me sorprendí nada cuando descubrí que Shigesato Itoi es tan buen amigo de Haruki Murakami. Supongo que les pegaba demasiado xD

Los japoneses pueden hacer cosas increíbles cuando se salen de sus propios clichés clásicos, como diversas obras han demostrado.

En fin, Azure, gracias por leer, y me alegro de que te haya gustado. Por cierto: aunque yo desglose los apartados por separado y los analice cada uno, la conclusión final y la puntuación final es siempre independiente, ya que valoro cada videojuego como un producto conjunto. Creo que es lo justo.

Azure dijo...

Entre finales de Mayo e inicios de Junio, más o menos. Valió cada segundo invertido en él, especialmente por el tramo final.

El único fallo que llegó molestarme fue el diseño de niveles, que lo siento bastante pobre y en exceso reiterativo, pero de resto, todo se compensa. Si es que hasta el sistema de combate no me disgusta, al contrario, me entretiene lo suyo, con todo y que soy un desastre para encajar notas, por lo que casi lo jugué como si de Earthbound se tratase.

A sabiendas del caso del primer Mother, no me caben dudas que esta es la epítome del trabajo de Itoi (curioso el dato con Murakami, no lo conocía xDD), y cómo supo destacar. Está en otra línea de lo que suele hacerse por aquí, en los videojuegos, pero para ello, para deleitarse con su genialidad, hay que llegar con una mentalidad diferente, renovada.

Sobre lo último, disculpa, creo que me expresé mal. Tengo muy en cuenta que lo definitivo en tus análisis es la conclusión, porque re-afirmas todo el acabado del videojuego por lo que es, y los divides en apartados a modo de comodidad expositiva.

Mi comentario iba más para casos estilo IGN, donde la rigidez matemática llega a contradecir, muchas veces, la propia opinión del redactor respecto a lo que dice en su texto.

En fin, que no deseo repetirme, pero lo haré una vez más: fantástico trabajo.

Ramonium dijo...

El problema de muchos análisis profesionales es que se centran tanto en la nota matemática que a menudo se contradice lo dicho en el análisis. Y los videojuegos, como disciplina artística, no pueden enjuiciarse de manera exacta y medida.

Por eso pienso que hacer eso con los videojuegos es injusto e incluso absurdo.

Gracias otra vez a ti por tus comentarios.

McFadyen Sara dijo...

Pues yo prefiero los gráficos de Mother 3 (menos pixelados, más nítidos y más bonitos) que los de Golden Sun, si te soy sincera... a mi los de Golden Sun o Pokémon me dan dolor de ojos. Supongo que en cuestión de gráficos eso ya va más a gustos, especialmente refiriéndose a los sprites tan cuidados y bonitos que tiene este juego (que a otros les puede parecer una castaña, pero bueno).

En lo que si estoy de acuerdo es con los combates. Odio ese tipo de imágenes psicodélicas de estetoscopio, me producen mareos y en alguna ocasión, de pequeña, casi me producieron un desmayo. Tal vez sea por eso, y que tenga que usar las melodías (que juego sin música), que apenas haya avanzado en nada con la rom en español que conseguí (por cierto, te centras demasiado en "compararlo" o en citar demasiado Golden Sun para mi gusto xD).

A mi el apartado artístico gráfico me chifla mucho, también se deba probablemente a que estoy harta de las temáticas medievales y los diseños sobrecargados y estrafalarios de casi todos los juegos japoneses (o videojuegos en general) tienen, y un juego como Mother que se centre en una época moderna dónde todo parezca más "realista" (ropa real, vamos, nadie va vestido como ciertos personajes en algunos juegos... madre mía...), creo que me gusta mucho más y por eso me llama más la atención. Pero lo que menos soporto es el sistema de combate, porque cuando lo probé me gustó mucho.

Espero con ansias además el Mother 4 hecho por fans (sobre todo cuando alguien lo traduzca). A mi personalmente ese componente artístico por "pixel art" y a base de sprites me parece terriblemente encantador y me gana por impulso, y no me parece pretencioso (estoy harta de juegos en 3D o 2D que se quedan a medias, vamos).

Ramonium dijo...

El apartado artístico es muy personal. A muchos nos gusta, aunque a pesar de ello se podría mejorar xD

Gracias por tu tiempo.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger