lunes, 9 de noviembre de 2015

Análisis de Animal Crossing — Una vida ideal

Sé que ha bajado ligeramente el ritmo de publicaciones en el blog, pero esto es porque ahora estoy haciendo las prácticas del último año de carrera en el periódico Diario de Mallorca y me están comiendo mucho tiempo. Si compráis algún ejemplar es posible que veáis algunos textos míos (todo dependiendo del día, claro).

Probablemente todos conozcáis Animal Crossing, una de las sagas más emblemáticas de Nintendo. Sin embargo, ¿cuál fue su primer videojuego? Animal Forest, para Nintendo 64. ¿Cómo? ¿No era para GameCube? Bueno, sí y no: el título fue lanzado al final de la vida de la consola de 64 bits y tenía unos gráficos, música y capacidades en general increíbles. Por esa razón fue porteado a GameCube con algunas mejoras y lo cierto es que... esta obra no quedó mal o cutre. Siguió siendo un videojuego muy bueno, a pesar de que sus gráficos parecían algo desfasados.

Os dejo aquí el análisis del primer Animal Crossing, título del que tengo muy buenos recuerdos, ya que lo jugué durante cientas de horas cuando era un chaval. Espero que os guste la review. Si tenéis cualquier cosa que comentar, ya sabéis que disponéis del lugar correspondiente para ello:



Animal Crossing

"Una vida ideal"



Plataforma: Nintendo GameCube.
Idioma: Español.
Género: Simulador de vida.
Multijugador: Sí (por turnos).
Online: No.
Precio: Alrededor de 15 euros (de segunda mano).
Desarrolladora: Nintendo.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

Japón: 14 de diciembre de 2001.


Estados Unidos: 15 de septiembre de 2002.


Europa: 24 de septiembre de 2004.


Animal Crossing es un videojuego muy original nos propone un planteamiento muy simple a primera vista: vivir nuestra propia vida. Sin embargo, las cosas no serán típicas, precisamente: tendremos que mudarnos a un pueblo aislado en mitad de la nada... habitado exclusivamente por animales, siendo el jugador el único vecino humano. Así, de repente, sin dinero ni pertenencias, llegaremos a nuestro pueblo: nuestro futuro hogar.



Tom Nook, el propietario de la tienda del pueblo, nos recibirá al llegar, y nos enseñará nuestra pequeña casa. Tras ver que no tenemos dinero para pagarla (asunto extremadamente realista), nos ofrecerá un trabajito en su tienda para ir abonando la deuda, y cuando expire el contrato, deberemos seguir pagando nuestra casa... Si queremos.

Así, en nuestro pueblo, podremos realizar decenas de actividades muy variadas, y seguiremos un calendario real con sus respectivas fiestas. Habrá un mundo vivo en nuestra consola, en el que siempre pasarán cosas, aunque nosotros no estemos.

Podremos relacionarnos con nuestros vecinos, pagar nuestra casa para ir ampliándola, decorarla a placer, capturar y coleccionar insectos y peces para exponerlos en nuestra casa, venderlos o donarlos al museo local, visitar los pueblos de nuestros amigos... Y todo, sin que nadie nos obligue a nada: el jugador dispone de su vida virtual con total libertad, y él es, en todo momento, el que decide cómo llevarla.



Animal Crossing para Nintendo GameCube se ha llevado una crítica mayoritariamente positiva (tiene una nota de 87 en Metacritic) y caló profundamente entre los usuarios de la consola por su gran originalidad y la amplia libertad que el juego permitía al jugador. Debido a ese gran éxito del primer título, la saga ha ido sacando numerosas entregas y se ha perpetuado como una de las más famosas y exitosas de Nintendo.



Gráficos: 60

Nintendo no ha mejorado en exceso los gráficos de Animal Forest, título original de Nintendo 64, a pesar de que ha añadido unas pocas mejoras. Realmente es el techo gráfico de la máquina de 64 bits, pero para GameCube el aspecto mostrado es un poco mediocre. Sin embargo, este videojuego se puede permitir el tener estos gráficos, ya se que se apoya en el particular y único estilo artístico de la franquicia.



Hay miles de elementos diferentes en Animal Crossing (muebles, personajes, ropa...), y el jugador, incluso, puede crear gráficos propios. Para ello, dispone de paneles de cuadros personalizables para crear sprites originales (o copiados de otras fuentes) y diseñar su vestimenta, carteles o incluso el papel pintado y las alfombras de su hogar.

El estilo visual puede parecer algo infantil a algunos jugadores, cosa que tal vez les eche atrás. Sin embargo, no hay que dejarse engañar por ello, ya que su aspecto no influye en absoluto en la experiencia jugable y puede agradar a adultos y niños por igual.


Sonido: 85

Animal Crossing tiene música tranquila y variada, acorde al estilo del juego. La canción que suena mientras jugamos en el pueblo cambia cada hora. También tienen melodías propias las fiestas y los edificios.

La banda sonora tiene un carácter único, y es muy relajante. Pega a la perfección con el ambiente del pueblo, y es fácil y habitual que el jugador se ponga a silbarla mientras juega.



Aparte de las canciones que suenan durante las partidas, tenemos más de 50 temas de Totakeke, músico ambulante del juego, que posee en su repertorio melodías muy variadas que imitan numerosos estilos. Por ejemplo: folk oriental, rock, música hawaiana, piezas electrónicas, música clásica... Utilizando midis. Todas esas canciones pueden ser utilizadas ser escuchadas en el reproductor de música de nuestra casa y darle un aire personal.

Los compositores que han participado en el juego son: Kenta Nagata, Shinobu Tanaka, Toru Minegishi y Kazumi Totaka. Dejo aquí algunas de las melodías de la banda sonora:






Jugabilidad: 94

Animal Crossing se caracteriza por tener muchísimas posibilidades que se basan en la libertad que hay: el jugador decide en todo momento qué es lo que debe y quiere hacer, y él mismo establece las normas de su pueblo.



Podemos decorar y ampliar la casa a nuestro gusto (ahorrando e invirtiendo dinero en ello, obviamente), dedicarnos a cazar y capturar bichos, a pescar peces, a relacionarnos y hablar con nuestros vecinos, hacer de recaderos, pagar la hipoteca de nuestra casa, asistir a eventos y concursos, recolectar fósiles... Las posibilidades son muchas y muy variadas, y dado que el juego utiliza un reloj real (el interno de la consola), en el pueblo siempre pasarán cosas, aunque nosotros no estemos: los vecinos se darán cuenta si estamos mucho tiempo sin jugar, o recordarán si el día anterior hablamos con ellos, por ejemplo. Si el juego nos engancha, costará que nos cansemos o aburramos, porque siempre hay tareas por realizar.

Los habitantes tienen decenas de diálogos diferentes para que hablar con ellos resulte ameno y entretenido.



El multijugador de Animal Crossing se basa en la posibilidad de que cuatro personas distintas puedan tener su propia casa en el mismo pueblo. De este modo, pueden jugar por turnos los miembros de una misma familia o amigos, y cada uno podrá realizar las acciones que quiera. Todo ello, además, afectarán al pueblo, y por ende al resto e jugadores. Por ejemplo, un hermano puede mandarle una nota o un regalo a otro, para así poder interactuar de forma pasiva: el otro usuario verá todas estas acciones cuando juegue.



Dado que cada pueblo se origina de forma aleatoria, nuestro núcleo urbano será único e irrepetible, así que acceder al de otros usuarios o que ellos visiten el nuestro resulta siempre interesante. Para hacerlo, deberemos utilizar las Memory Cards de Nintendo GameCube: podremos hacer turismo en el pueblo de otra consola, que estará insertado en la otra Memory Card, o llevarnos a nuestro personaje en una tarjeta para poder visitarlo a placer. Eso es bueno porque nos sirve para mantener los beneficios de haber entrado en un pueblo ajeno en nuestra partida, ya sea el conocer nuevos vecinos (de los cuales hay decenas) o conseguir frutas y objetos que son exóticos en nuestro pueblo.



Animal Crossing es un videojuego muy cuidado en general que posee muchísimas posibilidades distintas cubiertas. Tanto es así, que parece una obra de una saga mucho más longeva de lo que es realmente: a pesar de ser el primero de la serie, ya poseía una gran cantidad de contenido. El calendario era muy completo, ya había cientos de muebles y trajes, poseía muchos vecinos distintos, un montón de cosas que hacer... Animal Crossing salió muy perfeccionado, tanto que si se disfruta hoy no se nota arcaico en absoluto. No tiene tantas cosas que envidiar a los títulos de la saga contemporáneos, de hecho: es una prueba de que ya se hizo un trabajo excelente en su día.


Duración: 100

Interminable, así de simple. Da igual lo que haga el jugador: siempre habrá más cosas que hacer y opciones por explorar. Hay un calendario completo en el juego, dado que para ver todas las fiestas y eventos hay que jugar activamente durante un año entero. Pagar la hipoteca y ampliar nuestra casa hasta el máximo es también una tarea larga y costosa, así como obtener todos los cuadros, fósiles, insectos y peces. Hay un montón de horas aseguradas para alcanzar todas esas metas.

De la misma forma, por si todo ello fuera poco, incluye numerosos extras para alargar más su vida como posibilidades de conexión con Game Boy Advance (para usarla como herramienta de diseño o acceder a una isla secreta) o varios juegos de NES completos, entre los que están clásicos como Excitebike, Donkey Kong, Pinball o Balloon Fight.



Aún consiguiendo TODOS los objetos (hay miles), habiendo conocido a todos y cada uno de los vecinos y habiendo visto todas las fiestas, Animal Crossing siempre nos ofrece algo que hacer. Podremos personalizar nuestro pueblo al máximo (plantando árboles, plantas, decidiendo qué vecinos queremos que habiten nuestro pueblo presionándolos para que se vayan o entablando amistad con ellos) y siempre podremos realizar actividades entretenidas, aunque no tan sorprendentes. Puede jugarse hasta que el juego o la consola deje de funcionar.


Innovación: 86

Dentro de los simuladores de vida, Animal Crossing consigue ser único, innovador y original, convirtiéndose, gracias a sus opciones de personalización y su carácter especial, en un juego diferente a los demás y único en su género.



A pesar de que hay otros títulos del estilo muy aposentados, Animal Crossing nos presenta la premisa de ser los únicos humanos en un pueblo de animales. Eso lleva a que el jugador se sienta extraño e intente integrarse, a diferencia de lo que ocurre con otros simuladores como Los Sims. Eso le da un carácter único y una personalidad especial. También explota un montón de posibilidades y ofrece opciones nunca vistas en otros juegos del estilo. El primer Animal Crossing fue un importante paso adelante en el género de los simuladores de vida, y ese es uno de sus secretos del continuo éxito de esta saga, a pesar de que la base creada con este título prácticamente no ha cambiado.



Puntuación final: 92

Siendo un juego único, curioso y totalmente interminable, Animal Crossing se convierte en el mejor simulador de vida de la consola cúbica de Nintendo y un juego capaz de absorbernos durante días, meses e incluso años en un universo ideal.

Las posibilidades que posee son muchas, siempre hay cosas por hacer y las opciones de personalización son muy extensas. Además, posee extras geniales, incluyendo varios videojuegos de NES completos que funcionan como un elemento más de nuestra casa, completamente adaptable al gusto del usuario.

A pesar de su estética infantil, tiene mucha miga y es capaz de agradar a jugadores de todas las edades. Es un título que se ama o se odia por sus peculiaridades. Si te gustan los simuladores de vida, no lo dudes: Animal Crossing te enamorará y se convertirá en uno de los juegos más preciados de tu estantería.

8 comentarios:

Jose Comas Perez dijo...

Ostia, ¿en el Diario de Mallorca?, le intentaré echar un ojo cuando pueda.

Y bueno, el juego... bueno, yo tengo claro que no me gustaría jugarlo, pero... bueh, no he probado ninguno, no tengo nada que perder.

Daninokuni dijo...

Una pregunta antes del comentario largo:
Con respecto al de DS, ¿tiene casi el mismo contenido?

Ramonium dijo...

Legault: El domingo abrió el periódico con un reportaje mío sobre las ventas de la carne roja y procesada en Mallorca. Salió en las páginas 2 y 3, de hecho xD

Probablemente mañana salga alguna noticia mía, aunque no creo que sea muy interesante. Al menos algunas salen en la edición digital, por lo que pueden leerse sin comprar el diario.

Pruébalo. Es mucho más divertido de lo que parece.

Danieletex: Tiene más contenido que el de DS, aunque a cambio el de DS lo compensó con bastantes novedades. Los dos están muy bien.

En GC, el pueblo es más grande, los vecinos tienen más líneas de diálogo, hay más fiestas y por lo tanto hay más cosas por hacer. En DS la conectividad online (que ya no existe xD) permitía reunir hasta a cuatro jugadores en un mismo pueblo (ahora solo offline). También había personajes nuevos, la posibilidad de cambiar el peinado y el gorro, muebles y objetos nuevos y algunas fiestas diferentes.

El de GC es el más completo, pero el de DS sigue siendo muy bueno. El problema es que el de GC se aprovecha al máximo sin el multijugador. El de DS sin multijugador no es tan bueno porque el pueblo es muy pequeño.

Daninokuni dijo...

Bueno, en ese caso, y visto lo visto en este análisis, le daré una oportunidad si lo veo a un precio razonable.

McFadyen Sara dijo...

Recuerdo cuando salió el Wild World y lo que pude leer de él me gustó tanto que me lo compré ipsofacto, luego vi que había uno en Game Cube y siempre quise tenerlo. Esta es una saga que la amas o la odias: no tiene fin y es libre, para desconectar, vivir una vida repleta de vecinos animales muy carismáticos, o te aburrirás porque a la larga no hay ninguna clase de desafío.

Ojalá sacasen un AC mucho más amplio e interesante en todos los sentidos con cosas que se dejaron de anteriores ediciones (los juegos de NES completos estaban muy bien, pero dudo que hoy en día lo hagan pudiendo venderlos "caros" en su e-shop... ¬¬), además, en el New Leaf los vecinos me parecen aburridos, había más variedad de conversaciones y peticiones en el Wild World... xDD

Buen análisis =3

Ramonium dijo...

He jugado a todos los Animal Crossing salvo el New Leaf, y mi favorito (y creo que el mejor de los que he jugado) es este, el de GC. Era muy completo y divertido, el pueblo era enorme y había una enorme variedad de diálogos. También me encanta su música.

No es muy caro, así que si puedes hacerte con él, te aconsejo que lo compres. No te arrepentirás, sobre todo si te gusta la saga: es genial.

Muchísimas gracias por leer. Me alegro de que te haya gustado el análisis.

Yo quiero que saquen un Animal Crossing muy completo para Wii U. Yo me lo compraría seguro, porque me salté el New Leaf y tengo ganas de un Animal Crossing de sobremesa, sobre todo tras la decepción que me llevé con el Let's Go to the City.

McFadyen Sara dijo...

Ah, es que Game Cube no tengo, y dudo que me compre ahora mismo alguna... xDD Del de Wii siempre pensé "anda, yo lo quiero", hasta que empecé a leer comentarios, ver gameplays y me llevé una enorme decepción... me interesa más bien poco. Curioso, lo bien que lo hicieron con el de GC que es más viejo y lo "mal" que lo hicieron con el de Wii.

A ver si al menos para "NX" hay un juego DECENTE y repleto de cosas.

Ramonium dijo...

Pero si tienes la Wii, tienes GameCube. Al fin y al cabo, hay retrocompatibilidad absoluta y los juegos funcionan. Salvo si es una Wii Mini, que no tiene esa posibilidad.

El de Wii es un clon del de DS con algunas mejoras. Comprarlo fue tirar el dinero porque tiene poquísimas novedades. De hecho, la música es la misma que la que suena en DS. A mí eso me decepcionó mucho.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger