lunes, 23 de enero de 2017

Análisis de Pokémon Sol y Luna — Alola, Entrenador

Mi primer análisis en bastante tiempo está dedicado a Pokémon Sol y Luna, el último videojuego de la ya veterana franquicia de Game Freak y Nintendo, que ha decidido celebrar el 20 aniversario de los juegos originales con este título.

Lo cierto es que llevaba unos pocos años alejado de Pokémon, sin jugar a ningún videojuego de la saga desde Heart Gold y Soul Silver. Este tiempo sin tocar la franquicia me ha hecho retomarla con tantas ganas que no he podido evitar dedicarle a mi copia de Pokémon Sol una gigantesca cantidad de horas hasta completar la PokéDex de Alola y crear numerosos Pokémon competitivos.

Teniendo más que exprimido Sol y habiéndolo visto todo, creo que estoy de sobra capacitado para traeros un análisis más que competente. Ahí va:



Pokémon Sol y Luna

"Alola, Entrenador"




Plataforma: Nintendo 3DS.
Idioma: Español.
Género: RPG.
Multijugador: Sí.
Online: Sí.
Precio: 39,95 euros.
Desarrolladora: Game Freak, The Pokémon Company.
Distribuidora: Nintendo.
Fecha de salida:

 Japón: 18 de noviembre de 2016.

 Estados Unidos: 18 de noviembre de 2016.

 Europa: 23 de noviembre de 2016.

Alola es una región formada por islas tropicales situada en mitad del océano. Un joven Entrenador o Entrenadora procedente de Kanto se embarcará en una aventura sin igual para superar una tradición ancestral entre los Entrenadores de Alola: El Recorrido Insular.



Así, al igual que en Kanto, Sinnoh o cualquier otra región los Entrenadores se enfrentan al desafío de los Gimnasios Pokémon, los jóvenes de Alola deben superar las Pruebas de cada una de las islas y derrotar a sus Kahunas, poderosos Entrenadores escogidos por los Espíritus Guardianes de Alola.

Todo ello deberá hacerlo mientras se enfrenta al malvado Team Skull, una banda de delincuentes especializada en robar Pokémon y desvela el misterio de los poderosos Pokémon legendarios de Alola. 



Pokémon Sol y Luna son los juegos pertenecientes a la Séptima Generación de Pokémon y las terceras ediciones lanzadas para Nintendo 3DS tras X e Y y los remakes de Rubí y Zafiro. Tras el éxito mundial de Pokémon GO, estas ediciones han causado sensación en todo el mundo, provocando que millones de jugadores alejados a la franquicia hayan vuelto a ella. Estas ediciones han obtenido una puntuación de 87 en Metacritic.



Gráficos: 75

Pokémon Sol y Luna han dado un importante paso en materia gráfica para la saga Pokémon, y para ello basta con comparar estos títulos con X e Y. Los modelos humanos ya no parecen muñecos, sino personas perfectamente detalladas, y las batallas Pokémon ya no tienen resquicios de Game Boy: Al fin se parecen de verdad a lo que vimos en Pokémon Colosseum, XD o Stadium. Nuestros monstruos de bolsillo ya no están sobre bases planas, sino sobre un verdadero campo de batalla adaptado a cada escenario.

El ambiente de Alola está bien logrado y hay una importante variedad de ciudades y escenarios, a pesar de apoyarse mucho en una región tropical. Algunas localizaciones podrían tener un mayor nivel de detalle (sobre todo si hablamos de rutas), pero en general cumple.



El mayor problema gráfico de Sol y Luna se produce por la pobre optimización del juego. Las ralentizaciones son habituales a lo largo de las partidas, especialmente si no se está jugando en una New 3DS. Puede llegar a ser un efecto molesto y que encima no se puede justificar de ninguna forma, ya que el juego no solo tiene un apartado gráfico mejorable, sino que no emplea en ningún momento las opciones 3D de la consola.

Su mala optimización solo puede explicarse por culpa de la vagancia o poca habilidad de Game Freak. Parece que a la compañía le cuesta adaptarse desde que salió de la estructura por cuadrantes de Game Boy.



Al menos los Pokémon lucen estupendamente, tanto durante los combates como en el Poké Relax. Lo malo es que todavía podamos seguir haciendo comparaciones con Pokémon Stadium, de Nintendo 64. El trabajo empleado en este sentido podría ser bastante mejor.

A cambio hay que reconocer que los Movimientos Z son espectaculares y que las escenas están bien dirigidas, con una historia que cuenta con buenos planos y giros de cámara y en general un esfuerzo por fomentar la espectacularidad en los momentos clave.

Si se hubieran pulido algunos detalles y la optimización hubiese sido buena, probablemente se le habría otorgado una nota mucho más alta en este apartado.


Sonido: 86

Hay que reconocerlo: Game Freak ha hecho los deberes con la banda sonora. Es bastante destacable, interioriza a la perfección el espíritu de Alola y sabe adaptarse a cada situación que el juego presenta. De la misma forma, es bastante variada. Quizá se habrían agradecido algunos temas extra para añadir variedad a las rutas y algunas pocas melodías más de batalla, pero tampoco es algo tan necesario.



Los instrumentos tienen una calidad superior a los de anteriores juegos de Pokémon y algunas canciones poseen una personalidad incuestionable. Hay buenas melodías nocturnas y diurnas y las composiciones cuentan con suficiente trabajo detrás como para hacerse memorables, especialmente las de batalla (salvo la genérica de Entrenador y Pokémon salvaje, que se empeñan en seguir manteniéndose clásicas).

Resulta digno de mención que Game Freak haya introducido letras con palabras en hawaiano en algunas canciones. Todo ese esfuerzo debe tenerse en cuenta y se aprecia durante las partidas.

Todavía se queda algo atrás si comparamos la banda sonora con la de otros juegos de la misma consola, pero el camino cada vez se achata más.



Los efectos de sonido son la eterna asignatura pendiente. Muchos siguen siendo los mismos que los de Game Boy, por desgracia, y los nuevos podrían sonar en Advance sin problemas. Y a pesar de que muchos gritos de Pokémon se han actualizado, siguen siendo soniditos extraños y no sus voces. ¿Tan difícil es que todos hagan como Pikachu, que tiene su "pika, pika"? A estas alturas ya no se entiende otra cosa, pero Game Freak se empeña en mantener esos vestigios de Game Boy, a pesar de que en el estilo gráfico finalmente se hayan eliminado por completo.

La música ha sido compuesta por Minako Adachi, Go Ichinose, Junichi Masuda, Hitomi Sato, Tomoaki Oga e Hideaki Kuroda. Muchos son compositores habituales de los juegos de Pokémon, mientras que otros aportan su talento por primera vez. El espíritu hawaiano de Alola se plasma en las melodías de Sol y Luna:








Jugabilidad: 90

Pokémon mantiene todas las características jugables que lo hacen uno de los títulos más populares y adictivos que hay desde hace 20 años. Sin embargo, también trae cosas nuevas para no limitarse a ofrecer el mismo esquema de toda la vida.

Las pruebas de los Capitanes son entretenidos puzles que terminan con las peleas contra Pokémon dominantes y sirven para sustituir a las clásicas batallas de gimnasio. Todas son divertidas y hay variedad entre ellas.



Pokémon sigue centrándose en la clásica cría y captura de monstruos para llevarlos a batallas que nos lleven a lo más alto. Hay que pelear contra Entrenadores y Pokémon salvajes para subirlos de nivel y hacerlos más poderosos, como en cualquier otro RPG y juego de la franquicia.

La comodidad ha sido uno de los elementos más cuidado durant el desarrollo del juego. Finalmente se eliminan las Máquinas Ocultas para dar paso a las Pokémonturas: Ya no necesitaremos Corte, Fuerza, Golpe Roca y otros ataques inútiles en nuestro equipo o tener que llevar a los clásicos "Esclavos MO". Ahora será suficiente con invocar a un Pokémon independiente de nuestro equipo para hacernos ese servicio. Nuestras estrategias mortíferas no se verán afectadas ni un ápice por el desarrollo de la aventura.



Por otra parte, el juego se mantiene mucho más lineal y sencillo que anteriores ediciones: El camino está prefijado y de hecho nuestro objetivo se marca con una banderita. El Repartir Experiencia asegura que nuestros Pokémon estén siempre a un nivel elevado para facilitar la aventura y entrenar a nuevos monstruos. Y no olvidemos que ahora el juego nos "sopla" la efectividad de nuestros ataques contra los Pokémon enemigos y sus tipos.

Sí, el juego se presenta muy fácil y accesible para los nuevos jugadores, hasta el punto de que ya no es necesario memorizar las fortalezas y debilidades de los Pokémon. Esta medida ha sido muy polémica y no se puede desactivar, a diferencia de lo que ocurre con el Repartir Experiencia: Si lo apagamos, Sol y Luna se convierte en uno de los videojuegos más difíciles de la franquicia. El incentivo es igual tanto para nuevos jugadores como para los veteranos.

De hecho, los jugadores "de toda la vida" e interesados en el competitivo también lo tienen más fácil que nunca para conseguir Pokémon perfectos para pelear en torneos y contra amigos. Mediante las nuevas cadenas SOS y los potenciadores adecuados, solo derrotando a siete Pokémon se pueden maximizar los Puntos de Esfuerzo (EV) de una estadística. Y a medida que las cadenas SOS se alargan, más fácil es conseguir Pokémon variocolor y los refuerzos llegan con 4 IV perfectos. Todo un incentivo para el jugador competitivo.



Las formas regionales de Alola le añaden interés a los viejos Pokémon y opciones como la Festiplaza y el Poké-Resort le añaden nuevas posibilidades jugables a la franquicia. 

El juego es tan divertido como siempre y se centra en ofrecer una experiencia retante y agradable tanto para nuevos como viejos jugadores. Y lo cierto es que lo consigue.


Duración: 90

Lo cierto es que siempre resulta difícil cuantificar la duración total de los juegos de Pokémon, pero la historia de Sol y Luna es algo más larga que la vista en la mayor parte de anteriores títulos de la serie. Llegar al final de la aventura y superar el postjuego ocupa entre 35 y 40 horas de juego, todo dependiendo del usuario. Por otra parte, completar la PokéDex de Alola puede sumarle entre 10 y 15 horas más a esa cifra y superar el Battle Royale y el Árbol de combate puede llegar a hacer que la tarjeta ofrezca más de 100 horas de juego.



Finalmente, el competitivo y la cría de Pokémon alargan las horas que se le pueden echar de manera incalculable. El problema es que no hay PokéDex Nacional, como en anteriores juegos: No es necesario conseguir a todos los Pokémon de todas las ediciones y la enciclopedia no tiene entrada para ellos. Eso se entiende porque es casi imprescindible tener juegos antiguos para conseguirlos todos, pero nada impedía que la opción estuviera disponible para los jugadores que quisieran usarla.

Se echan en falta extras de anteriores juegos como un Frente de Batalla y más retos para alargar la vida del título. Game Freak sigue añadiendo novedades para luego quitarlas e irlas incluyendo según les conviene. No sería sorprendente que esas cosas vinieran en una hipotética tercera edición.


Innovación: 79

Hay que reconocerlo. Pokémon ha dado un paso adelante en muchas cosas y ha aportado novedades dignas de mención, aún manteniendo la fórmula de toda la vida. Todavía le falta mucho para ser revolucionario, pero se han tomado decisiones arriesgadas como eliminar los Gimnasios e incluir las Pruebas del Recorrido Insular en su lugar, así como añadir las batallas SOS y otras inclusiones mecánicas y jugables notables. La Festiplaza también es un añadido importante, así como el PokéResort.



La historia y el ambiente de Alola también son un soplo de aire fresco para la franquicia, así como las actualizaciones gráficas. Las nuevas entradas de la PokéDex son más realistas también y se tiene en cuenta (de verdad) al jugador de toda la vida sin abandonar a los nuevos.

Siguen faltando más opciones de personalización y más vueltas de tuerca, pero Pokémon va por el buen camino. No se le puede reprochar que no haya innovado, a diferencia de lo que ocurrió con ediciones anteriores.


Historia: 85

La historia de Pokémon rara vez es notable, pero Sol y Luna ha sabido jugar bien sus cartas y trae la que es quizá la más sólida, interesante y completa que nos ha traído la franquicia. Aún manteniendo el toque para todos los públicos, hay buenos y memorables personajes y momentos de intriga y tensión.

Además, cuenta con la mejor evolución de personaje de toda la saga Pokémon, superando incluso a otros JRPG que suelen visualizarse con mejores historias. Hay giros argumentales y no hay fallos o errores en la trama. La historia es sencilla, pero se propone contar una que se consigue transmitir con acierto.



Pokémon Sol y Luna no pasarán a la historia por su trama, pero sí serán recordados dentro de su saga por haberla hecho algo más madura, seria e interesante sin faltar a su personalidad.

Durante muchos años, Pokémon fueron juegos que jamás buscaron contar una historia. El énfasis en los personajes, su trasfondo y las cuidadas escenas demuestran que Game Freak ha cambiado de opinión.

La trama no es filosófica, enrevesada ni cuenta con dilemas morales. Es la historia que podemos exigirle a un videojuego de Pokémon y que podremos disfrutar tanto nosotros como un niño de 8 años. Y eso es lo que más podemos destacar de ella: No se olvida de nadie.



Puntuación final: 88

Pokémon sigue madurando como videojuego y como franquicia. Sol y Luna serán para los niños de hoy lo que Rojo y Azul y Oro y Plata son para nosotros.

Sol y Luna nos ofrecen innovaciones en muchos sentidos, evolución gráfica, música que sabe acompañar muy bien y una historia en la que se ha puesto esfuerzo y trabajo, algo que pocas veces se ve en la serie principal de Pokémon. La clásica queja basada en que "todos los Pokémon son iguales" ya no sirve.

El desarrollo del juego se mantiene estable e interesante desde el principio hasta su final y ofrece nuevas opciones para el jugador competitivo como las batallas SOS, que sirven tanto para criar a los Pokémon como para facilitar la obtención de criaturas con buenas estadísticas.

Su mayor problema es la mala optimización gráfica, que produce ralentizaciones dignas de un emulador y que son imperdonables. Por suerte, no afectan nunca a la jugabilidad, aunque sean molestas. Recomendado a todo fan de Pokémon de hoy, de ayer... y de mañana.

martes, 17 de enero de 2017

Opinión — El futuro incierto de Nintendo Switch

¡Buenas! Hace mucho tiempo ya desde la última actualización, ¿verdad? Un año entero, de hecho. No he publicado nada desde entonces, pero ganas no me han faltado. Sin embargo, muchos cambios en mi vida y numerosas obligaciones relativas al trabajo y los estudios no me han permitido actualizar el blog como me habría gustado.

(Si queréis empezar a leer el artículo de opinión directamente y no tenéis la intención de perder el tiempo con cosas relativas a mis circunstancias personales —cosa que entiendo, ya que no os interesa eso a todos—, ignorad los siguientes párrafos y comenzad a leer tras la imagen).

Ya estamos en 2017. Año Nuevo, vida nueva, dicen. La pausa que Sol Blade Games ha tenido en 2016 me ha servido para pensar, aprender y sobre todo retomar con más ganas que nunca esta bitácora digital.  Sé que dije que iría publicando cosas cuando tuviera ganas de escribir algo, pero mi falta de tiempo no me lo ha permitido. Una asignatura maldita, un Trabajo de Fin de Grado en el que trato la prensa de videojuegos en más de 150 páginas y varios meses trabajando como periodista en el digital Mallorca Confidencial me han quitado gran parte de mi tiempo.

Pronto empezaré a trabajar en Mallorcadiario, el periódico digital más importante de Baleares tras las ediciones online de los periódicos en papel con más audiencia de las Islas, Diario de Mallorca (medio en el que hice las prácticas de la carrera) y Última Hora. Sin embargo, en mis horas libres tendré tiempo para escribir cosas para Sol Blade Games. Por el momento, mi plan es intentar publicar una entrada a la semana, probablemente los lunes o quizá los martes o miércoles.

Gracias a todos los que me habéis seguido y a los que me estáis leyendo en este momento. Vuestro apoyo se valora muchísimo y aprecio los comentarios, lecturas y en general el tiempo que dedicáis a lo que este joven periodista fan de los videojuegos escribe.

Habrá actualizaciones de diseño y estructura en el blog y añadiré algunas cosas a Sol Blade Games para mejorar el sitio, tanto en aspecto y contenido. Poco a poco iréis viendo cambios y cosas sobre los múltiples juegos a los que he ido jugando recientemente.

Sin más dilación, os dejo con mi artículo de opinión:


El año ha empezado fuerte en lo que a actualidad videojueguil se refiere. Nintendo Switch ha sido finalmente presentada y múltiples datos de la que será la próxima consola de la compañía japonesa al fin se han mostrado al público.

El número 3 protagoniza las dos claves de la consola: Fecha de lanzamiento y precio. El día 3 de marzo, el tercer mes de este año, la máquina se comenzará a vender en las tiendas de todo el mundo por un precio estimado de 330 euros.

De esta forma, sorprendentemente pronto (en menos de dos meses), Nintendo dará carpetazo a Wii U, la que para muchos de nosotros ha sido principalmente la consola de Super Smash Bros. y pocos títulos más, como Xenoblade Chronicles X o Bayonetta 2.

La pregunta que muchos se están haciendo ahora mismo es la siguiente: ¿Por qué el futuro de Nintendo Switch debería ser diferente al de Wii U? ¿Qué se supone que tiene esta nueva máquina para atraer la atención de los jugadores? Lo cierto es que esas preguntas son difíciles de responder.



Wii U se presentó a sí misma como una sucesora de la exitosa Wii (que vendió más de 100 millones de unidades en todo el planeta, según VGChartz). La apuesta parecía segura. ¿Qué podía salir mal con una consola que iba a seguir la línea de la anterior, centrada en el gran público y los fans de Nintendo?

Pues realmente... todo. Wii U no solo ha vendido bastante por debajo de lo esperado, sino que ni siquiera ha sido capaz de superar a Nintendo GameCube, máquina tradicionalmente considerada uno de los fracasos recientes más sonados de Nintendo (olvidando casos como los de la Virtual Boy, claro). Wii U no ha alcanzado las 14 millones de unidades vendidas, bastante por debajo de cualquier otra máquina reciente de la firma japonesa.

¿Por qué ha ocurrido esto? Principalmente, saltan a la vista varias razones: Wii U no contaba con un catálogo de inicio atractivo y no tenía un equivalente a Wii Sports que pudiera volver a sorprender y maravillar al cambiante público casual. Además, aunque a Nintendo le encanta seguir su propia línea, la competencia también trabajó para traer a su público. A diferencia de lo que pasó en la generación de Wii, PlayStation 3 y Xbox 360, la diferencia de precios entre las tres máquinas no fue tan grande a la generación siguiente. Nintendo seguía siendo la opción más barata, pero no de manera holgada. Y sin el apoyo de las third parties ni un catálogo propio potente, era complicado llamar la atención del consumidor.

A todos nos es muy fácil imaginarnos a unos padres comprando una Wii por Navidades para jugar Wii Sports en familia. La misma imagen con Wii U y Nintendoland, por ejemplo, no era tan fácil de visualizar.

Ahora, llega la siguiente pregunta: ¿Qué puede llevar a ese mismo perfil de personas que hace casi diez años compraron una Wii a intentarlo de nuevo con Switch? ¿Qué nos lleva a visualizar a unos padres comprando Switch por Navidad?

Nintendo se ha dado cuenta de que hace falta recuperar a ese público, y parece que quiere hacerlo con 1, 2, Switch, que claramente sigue la línea de Wii Sports y apuesta por los controles por movimiento:



Un juego party game y claramente enfocado a ese público que solo juega un rato llegará de lanzamiento con la Switch. Sin embargo, hay un problema aquí: No tiene el espíritu revolucionario y sorprendente del que hizo gala Wii Sports en su día. Los controles por movimiento no estaban de moda por aquel entonces. Ahora ya hemos visto no solo campañas similares por parte de la competencia, sino apuestas firmes por la realidad virtual y la realidad aumentada, que directa e indirectamente compiten con estas formas de diversión, que están lejos de ser nuevas.

Nintendo ha prometido un triple A cada mes durante su primer año para asegurar ese catálogo firme que nunca tuvo Wii U y ha afirmado que la consola tiene más de 80 juegos en desarrollo.

Esta vez Nintendo Switch llega tarde, con una PlayStation 4 y una Xbox One con catálogos asentados y precios atractivos con juegos y accesorios. La pregunta es si conseguirá el liderazgo de nuevo o si se quedará a la zaga, llevando a un nuevo fracaso comercial, a un gran éxito o a unos resultados buenos pero no espectaculares.

Al final, los videojuegos resultan clave para fomentar o no la compra de una máquina. Los gustos de los consumidores están cambiando, como demuestran éxitos de este año como Pokémon GO o NES Mini. Una cosa está clara: A la gente le gusta Nintendo, pero no hasta el punto de entregar su dinero a la primera de cambio solamente por el nombre de la marca. Quieren buenos juegos, nuevas experiencias y precios ajustados.



Wii costó en su día 250 euros, venía con un videojuego y además tuvo varias bajadas de precio. Sus competidoras eran más caras y los packs tardaron en salir, cosa que indudablemente fue clave para su éxito. Switch tendrá que hacerse hueco en un mercado totalmente distinto, que ya no le ignora y que ha sabido adaptarse a esa estrategia dominante que tan bien le funcionó en el pasado.

Hay que reconocer la desaparición del bloqueo regional es una apuesta maravillosa y un gran paso adelante por parte de Nintendo. No puede decirse lo mismo del online de pago, ya que las consolas de la compañía tenían ese rasgo diferenciador. Lo que se espera es que, ya que nos cobran, la calidad suba, porque el lag y las caídas de conexión son el pan de cada día en Wii U y 3DS.

Todavía falta por ver qué tendrá Switch para no ser una Wii U 2. Nintendo debe seguir mostrando juegos y ejecutar una campaña agresiva de publicidad para que su consola sea demandada por jugadores de todo el mundo. Al menos, hay un juego de lanzamiento atractivo que asegurará un número de ventas desde un primer momento, empuje que le fue muy bien a Wii: The Legend of Zelda: Breath of the Wild no solo es el juego más prometedor de Nintendo Switch, sino una apuesta segura para atraer a fans y no tan fans a la nueva máquina.



The Legend of Zelda: Twilight Princess fue un juego desarrollado y pensado para GameCube que sirvió para colocar la Wii en casa de millones de jugadores. Es evidente que Nintendo planea repetir esa estrategia, por lo que The Legend of Zelda es, más que la propia consola, la mayor apuesta que la compañía japonesa pone sobre la mesa.

No se puede negar que los videojuegos que la máquina va a ofrecer en sus primeros meses son más que atractivos, aunque todavía nos falte por ver más. Ese Super Mario Oddisey tiene muy buen aspecto, tanto como en su día tuvieron los Galaxy. Es ese Mario que no tuvo Wii U. Con Zelda, ocurre lo mismo: Es ese Zelda que tendrá Wii U... con Switch.



Por otra parte, Xenoblade 2 es la secuela directa del laureado Xenoblade Chronicles de Wii, parece que alejándose del ligero tropezón que se ha producido con Xenoblade Chronicles X y Splatoon 2 es la secuela de la nueva IP más exitosa de Nintendo de los últimos años.

El apoyo third party es sin duda mayor que el que Wii U recibió en su inicio, pero la pregunta que debemos hacernos es si ese apoyo se mantendrá a lo largo de su vida.

Los videojuegos en desarrollo que por ahora hay confirmados son los siguientes, y la lista es más que atractiva:

— 1,2, Switch
— Arcade Archives
— Arms
— BlazBlue
— Derby Stallion
— Disgaea 5 Complete
— Dragon Ball Xenoverse 2
— Dragon Quest Heroes 1-2
— Dragon Quest X
— Dragon Quest XI
— Farming Simulator
— Fast RMX
— FIFA
— Fire Emblem Warriors
— Has Been Heroes
— I am Setsuna
— Just Dance 2017
— Lego City: Undercover
— Mario Kart 8 Deluxe
— Metal Slug 3
— Minecraft: Story Mode – The Complete Adventure
— Minecraft: Switch Edition
— NBA 2K18
— Nobunaga’s Ambition
— Project Sonic 2017
— Puyo Puyo Tetris
— Rayman Legends: Definitive Edition
— Rime
— Romance of the Three Kingdoms
— Seasons of Heaven
— Shin Megami Tensei
— Skylanders Imaginators
— Spelunker
— Snipperclips – Cut it out, together
— Sonic Mania
— Splatoon 2
— Steep
— Super Bomberman R
— Super Mario Odyssey
— Syberia 3
— Tales of
— Taiko Drum Master
— The Binding of Isaac: Afterbirth+
— The Elder Scrolls V: Skyrim
— The King of Fighters’98
— The Legend of Zelda: Breath of the Wild
— Ultra Street Fighter II: The Final Challengers
— Waku Waku 7
— World Heroes Perfect
— Wonder Boy: The Dragon's Trap
— Xenoblade 2


Habrá que esperar unos meses más para saber más de estos títulos, su calidad y qué aportarán a la consola de Nintendo. También es necesario que se anuncien más juegos, como un Smash Bros., un Metroid o incluso el regreso de sagas clásicas como Mother o F-Zero. Desde luego, lo que está claro es que el E3 2017 va a ser clave en el futuro de la consola.

Por ahora yo soy optimista, pero con cautela: Puede ser un fiasco mayor que el de Wii U (sobre todo porque muchos consumidores que apostaron por ella pueden sentirse ahora estafados al ver que su sistema ya no va a recibir apoyo) o un éxito bastante aceptable.

Lo que no creo que ocurra con Switch es que iguale el éxito de Wii. Su capacidad de impacto, sorpresa y la competencia en el mercado es muy distinta a la que había a finales de 2006.

¿Qué opináis vosotros? ¿Creéis que Switch será un éxito o un fracaso? ¿Qué os gustaría ver en Nintendo Switch? Quiero conocer vuestra opinión, así que ya sabéis: Escribid lo que pensáis en la caja de comentarios.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger